TENDENCIAS
17/08/2015 16:56 CEST | Actualizado 17/08/2015 16:56 CEST

Muere Katia Loritz, una de 'Las chicas de la Cruz Roja'

La actriz suiza alemana Katia Loritz, una de Las Chicas de la Cruz Roja y uno de los rostros protagonistas del cine español de los años 50 y 60, falleció este domingo en Madrid, a los 83 años de edad, según ha informado a EFE la actriz Concha Velasco, compañera y amiga de la intérprete.

Retirada de los escenarios y platós desde finales de los 60, la actriz era conocida por su cabello pelirrojo y sus ojos verdes. Loritz nació el 4 de noviembre de 1932 en Arbon (Suiza) y llegó a Madrid tras estudiar arte dramático en Alemania y Bellas Artes en Roma. En España debutó con Manos sucias, de José Antonio de la Loma, en 1955, una coproducción hispano-italiano.

Después seguirían películas como Las chicas de la Cruz Roja (1958), El día de los enamorados (1959), Amor bajo cero (1960), Mi calle (1960), El Litri y su sombra (1960), Canción de cuna (1961), Atraco a las tres (1962), Tu yo somos tres (1962), Trampa inmortal (1963) o El rostro del asesino (1967), entre otras muchas.

La actriz también se dedicó a la revista y fue en 1965 cuando dejó el mundo del espectáculo, tras ser vedette en una espectáculo musical con Tony Leblanc, según recuerda Concha Velasco. En 1984, Katia Loritz volvió hacer una pequeña incursión en el cine de la mano de Pedro Almodóvar en ¿Qué hecho yo para merecer esto?.

Dedicada en los últimos años de su vida a la pintura, con éxito y exposiciones, Loritz participó en varias ocasiones en el programa Cine de barrio, de RTVE, con Concha Velasco y Luz Márquez, las tres chicas de la Cruz Roja.

"Solo faltaba la cuarta chica de la película, Mabel Karr", como relata Concha Velasco. "Siempre que la llamaba al programa para ver una película de los años 60, ella venía. Era muy amiga mía. Ella y Tony de Leblanc, los más amigos", ha comentado Concha Velasco, apenada por la noticia del fallecimiento de la actriz.

"Su muerte me la ha comunicado su hija Patricia, su única hija, y con quien vivía. Padecía un cáncer de pulmón y no quiso darse tratamiento. Ha muerto tranquila", ha comentado la actriz que volverá en unos días de gira por España con la obra de teatro Olivia y Eugenio, escrita por Herbert Morote, bajo la dirección de Jose Carlos Plaza.