NOTICIAS
15/09/2015 18:35 CEST | Actualizado 15/09/2015 18:35 CEST

Europa sigue sin ponerse de acuerdo sobre cómo afrontar la crisis migratoria

EFE

Europa ha fracasado a la hora de dar respuesta inmediata a la crisis de refugiados que se vive en la actualidad: las diferencias entre unos y otros países han provocado que el pasado lunes fueran incapaces de alcanzar un acuerdo. De ahí que ahora Alemania y Austria hayan pedido que se celebre una cumbre extraordinaria la próxima semana para tratar la crisis antes del 8 de octubre, día previsto en un principio.

Ante esta petición, el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha avisado que no tomará una decisión sobre si adelanta la cumbre o no hasta el próximo jueves. "Durante mis consultas, algunos líderes han solicitado un Consejo Europeo extraordinario sobre inmigración. Voy a continuar mis consultas y anunciaré mi decisión el jueves", ha informado el político polaco.

Merkel ha apelado a la necesidad de recuperar "el espíritu europeo" para la búsqueda de soluciones ante un desafío como la acogida de los refugiados, al tiempo que evitaba hablar de sanciones a los países reticentes al reparto de esos contingentes humanos, ya que "las amenazas no son el camino adecuado para la unidad".

En una rueda de prensa en Berlín tras mantener un encuentro con el canciller austríaco, Werner Faymann, Merkel ha subrayado la necesidad de que los líderes europeos, al margen de las cuotas que debaten los ministros de Interior, aborden cuestiones como la ayuda a los países de origen de los refugiados y la creación de más centros para el registro de los solicitantes de asilo en las fronteras exteriores de la UE.

ESLOVAQUIA DICE "NO" A LAS CUOTAS

Sin embargo, ese espíritu al que apela la canciller alemana parece que está lejos de alcanzarse. Este mismo martes el primer ministro eslovaco, Robert Fico, ha advertido de que su país no se dejará intimidar con "amenazas" de otras naciones porque rechaza las cuotas obligatorias de refugiados propuestas por Bruselas para repartirlos en toda la Unión Europea (UE).

"Si creen que nos van a intimidar con amenazas, se equivocan", ha dicho el líder eslovaco durante una rueda de prensa en la Oficina del Ejecutivo. Fico ha reaccionado así al planteamiento de Alemania y de la Comisión Europea (CE) de recortar fondos comunitarios a los países que consideran "insolidarios" por no aceptar un reparto equitativo de los refugiados a los que acoger.

El jefe del gobierno eslovaco, a cuyo país correspondería recibir a 2.287 solicitantes de asilo, ha recordado que nunca antes ningún miembro de la UE fue "castigado por su postura". En su opinión, la suspensión de los fondos europeos no es algo que permita la legislación comunitaria y, si es preciso, "Eslovaquia se defenderá".

Además de Eslovaquia, han rechazado las cuotas obligatorias otros países como la República Checa, Hungría, Polonia, Letonia y Rumanía, que proponen cuotas voluntarias.

Consulta en este mapa cómo está la situación por países: