TENDENCIAS
02/10/2015 08:22 CEST | Actualizado 02/10/2015 09:04 CEST

Francisco, el Papa 'muppie'

GTRESONLINE

Ni hippie, ni hipster, ni pijo. El Papa Francisco es un muppie.

Mientras se decía que algunos de sus antecesores calzaban zapatos hechos a medida por Prada, los del Pontífice argentino están hechos por su zapatero de cabecera, su amigo de toda la vida Carlos Samaria. Éste tiene su taller en Buenos Aires, y cuenta que el modelo del Papa es siempre el mismo: sleppers de piel de cordero y en negro.

Y tú, ¿eres un 'muppie'?

El Papa Francisco es un hombre al que le gustan los coches pequeños, pero confortables, con la última tecnología, para callejear por las grandes ciudades y aparcar en cualquier sitio. Y de ahí que en su reciente gira por Estados Unidos cambiase el Mercedes de Benedicto XVI por el Jeep, mucho más acorde con los tiempos que corren.

El Fiat500L Trekking que ha utilizado en su histórica visita a Estados Unidos ha revolucionado al sector. Desde luego la campaña publicitaria —en el peor momento de la historia reciente para Volkswagen— ha sido extraordinaria. Un coche estiloso, de cuatro puertas en negro metalizado y que cuesta menos de 21.000 dólares más impuestos (casi 19.000 euros) y que Fiat puso al servicio del Pontífice durante los cinco días que duró su estancia.

De color negro impoluto, el automóvil cuenta con detalles en los que seguramente el Papa no se detuvo: molduras decorativas, manijas, ruedas de aleación de aluminio, siete airbags y bastidor de seguridad de acero. Para que no hubiera dudas de quién viajaba en su interior, la matrícula lo dejaba claro: SCV 1 (Status Civitatis Vaticanae).

Como complemento, Su Santidad llevó un anillo de plata reciclado y un reloj Swatch de correa negra que se estima cuesta unos 56 dólares (50 euros). Sus gafas las compra en una pequeña óptica del centro de Roma cuyo dueño es Alessandro Spiezia. Respecto a su ropa, su sastre Lorenzo Gammarelli dice que le gusta la lana merina, natural y de color blanco roto, más gruesa en invierno y más fina para el verano.

¿QUÉ ES UN MUPPIE?

Un muppie es un concepto que representa a jóvenes definidos como tecnológicos —todos están en las redes sociales—, concienciados con el medio ambiente (Laudato si'), ecofriendly en las marcas que escogen para vestirse, que comen todo orgánico (es decir tienen un alto poder adquisitivo), y además preocupados por sus congéneres (la paz en el mundo).

El Papa Francisco es de ellos. Pese a sus 79 años, faltarle un trozo de pulmón y tener problemas de cadera, su Santidad hace vida sana, no fuma, tiene un fisioterapeuta que le visita en su apartamento en el Vaticano y que le acompaña en sus viajes, y come sano.

Según la revista Bon Appétit, al Papa le gusta la comida italiana y española. Se decanta por las ensaladas, el pollo sin piel y la fruta. De vez en cuando toma una copa de vino, aseguran. Sin embargo, Eater ha desvelado que está a dieta, y por eso en Washington comiese ensalada de tomates de la huerta orgánicos, tartar de atún, burrata handmade y langosta cocida, preparado por la chef Lidia Bastianich.

En Nueva York el Papa fue a un restaurante argentino en el East Village, en donde su cocinero, Ismael Alba le preparó un pollo al limón con empanadas.

El Pontífice ha revolucionado el catolicismo. Es el primer Papa que se lanza sin temor a las redes sociales, el primer Papa que habla de ecologismo y el primer Papa que ha sustituido la palabra "matrimonio" por la de "familia".

El Papa Francisco "hace fácil a los católicos volver a ser católicos", asegura un histórico corresponsal de prensa en Nueva York. "Ser católico como los de antes era muy complicado... que si el matrimonio entre un hombre y una mujer, que si no te puedes casar con un divorciado, que si no podías comulgar si te divorciabas, los anticonceptivos, el aborto... Este Papa ha comprendido que si quiere católicos practicantes nos lo tiene que poner fácil porque el mundo quiere cosas fáciles", puntualiza.

Y ahí está Francisco, facilitando a la gente el asumir la Palabra de Dios. El Papa concienciado políticamente con la destrucción de las armas de destrucción masiva —el acuerdo con Irán sobre armamento nuclear ha quedado bendecido desde su púlpito de la ONU— se pone al mundo por montera.

Los muppies son políticamente correctos, las formas son mucho más importantes que el fondo. El mensaje ya no es el contenido, es el envoltorio. Y lo hace fantásticamente bien. Porque los Papas también tienen conciencia política, por mucho que algunos digan que “no se hace política desde el púlpito”.

RECOMENDACIONES BURSÁTILES:

1. HUGO BOSS

 

Fundada en 1924 en Metzingen, Alemania, donde aún mantiene su sede, Hugo Boss es una de las firmas más reconocidas de la moda internacional. Diseña y fabrica ropa de lujo, perfumes, zapatos y relojes, entre otros accesorios. Cuenta con tiendas propias, además de zonas exclusivas en grandes almacenes y cesión de franquicias. Hugo Boss presenta actualmente una capitalización bursátil superior a los 7.000 millones de euros.

En estos momentos, la cotización de Hugo Boss se sitúa en niveles muy similares a los del cierre de 2014. Arrancó el año 2015 cotizando en los 102 euros, y lo hace actualmente alrededor de los 99 euros. Sin embargo, este dato aislado no debe confundirnos, ya que la cotización de la compañía no ha estado exenta de vaivenes. Para el presente ejercicio de 2015 el consenso de analistas espera que Hugo Boss aumente sus ventas un 11% respecto a las de 2014, hasta alcanzar la cifra de 2.850 millones de euros.

Se espera además un aumento del EBITDA del 9,6%, hasta los 627 millones de euros. El crecimiento en el beneficio neto de estima que sea del 5,8% y alcance los 368 millones de euros. El beneficio por acción se estima que se sitúe en 5,34 euros, un 6% superior al obtenido en 2014. A los analistas de Self bank les preocupa “la ralentización económica en Asia, que es la región donde mayores esperanzas tenía depositadas la compañía para crecer”. Sin embargo, esta menor aportación al crecimiento por parte del continente asiático podría ser compensada por las buenas perspectivas de consumo en Europa, que se encuentra en fase de recuperación y donde las encuestas de confianza del consumidor hacen pensar en un repunte del consumo interno.

2. TESLA, NO HAY QUE COMPRAR ACCIONES

El economista y analista independiente de mercados, Miguel Angel Abad Chamón considera que la presentación del último modelo de Tesla, el modelo “X” no salvará a la acción de las caídas en bolsa a corto plazo. Después de años de retraso, el fabricante de coches eléctricos de Silicon Valley, Tesla, ha presentado el Modelo X, un todoterreno Premium completamente eléctrico, en el intento de competir con la aparición, para este año y para el próximo, con los fabricantes japoneses y europeos que ya han anunciado su interés en ampliar su gama de productos al sector de automoción eléctrica.

“La pregunta que me hago es ¿a corto plazo, la llegada del Modelo X, solventará esta situación? Pues evidentemente, no. Este tipo de Compañías, jóvenes, no dejan de ser una “acción basura”. Es decir, los inversores toman posiciones ante un proyecto, ante un equipo de dirección eficiente, ante un cambio radical del sector, y no por una realidad contrastada. Solo si rompiera el nivel de 290 dólares por acción, me plantearía incluir este valor en el teórico porfolio de inversión”, asegura Abad-Chamón.

3. RALPH LAUREN SE VA, PERO SE QUEDA

Las acciones de Raplh Lauren se dispararon el martes pasado en la bolsa de valores de Nueva York nada más conocerse la noticia. El hacedor, creador, diseñador y máximo ejecutivo de la firma que creó el “LifeStyle Made in America”, Ralph Lauren abandonaba la primera linea de gestión. Tras medio siglo al frente de su empresa, el iónico diseñador estadounidense no había conseguido levantar el vuelo en el mercado con la presión del cambio monetario, la creciente competencia en el sector Premium/Lujo asequible, y sin una clara división entre sus marcas de lujo (muy caras) y sus marcas más Premium.

Desde hacía tiempo, Wall Street le pedía a la multinacional estadounidense un gesto, y su fundador a los 71 años de edad deja la primera línea de gestión, controlando su sucesión, y dejando su imperio en manos de un joven que proviene de la “distribución masiva”. Stefan Larsson, de 41 años de edad era el responsable de negocio de Old Navy, una de las unidades de mayor crecimiento en ropa y complementos masivos del grupo GAP. Con su llegada, Ralph Lauren espera un revulsivo en las ventas, actualización en sus campañas de publicidad y marketing un agresivo posicionamiento online.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EL HUFFPOST PARA IKEA