TENDENCIAS
08/12/2015 07:56 CET | Actualizado 08/12/2015 07:56 CET

Navidad sin mancha: cómo eliminar las manchas de comida y bebida en nuestra ropa

Según el estudio publicado por la escuela de negocios EAE, los españoles nos gastamos 23.643 millones de euros en prendas de vestir en 2014. El mismo informe dice que las mujeres gastan más (un 49% del total) que los hombres (29%), mientras que el resto es ropa de niños.

Es evidente que nos gusta la ropa, quizá demasiado, pero haríamos muy bien si fuéramos capaces de conservarla como corresponde. Por estas fechas, la gran amenaza para nuestras prendas son las manchas. Comidas y cenas de empresa, banquetes navideños, quedadas… Todo estupendo, pero a menudo termina mal. Y no lo decimos por la resaca del día siguiente, que también, sino por el estado en el que nos podemos encontrar nuestras prendas "el día después". Si sigues nuestros consejos los daños colaterales serán menores.

RECOMENDACIONES GENERALES:

1. Cuanto antes actuemos sobre la mancha más posibilidades de éxito tendremos. Tanto si estamos fuera de casa como dentro, es vital aplicar agua fría o templada sobre la mancha. El agua reducirá los efectos sobre el tejido y luego será más fácil acabar con ella. Al echar el agua, no debemos frotar nunca la mancha, y menos con una servilleta de tela, ya que así la extenderá y agravará el problema. Siempre mejor usar una toallita de papel, que se impregnará de la mancha mucho mejor.

2. No debe aplicarse calor directo a la mancha. Hay que evitarlo, ya que fija la mancha en el tejido. Por tanto, no se debe poner la mancha en zonas de calor y hay que tratar la prenda con agua fría o tibia.

3. Muchos tipos de manchas se quitan aplicando un buen quitamanchas antes de meter la prenda en la lavadora (cuando procede lavar a máquina). En cualquier caso, no todos los tejidos aceptan ese tipo de productos. Por eso es muy importante que antes de actuar miremos la etiqueta de la prenda manchada.

MANCHAS MÁS COMUNES EN COMIDAS Y CÓMO QUITARLAS:

Las recomendaciones que vienen a continuación están indicadas para telas de algodón, lino o sintéticas. Otro tipo de prendas delicadas como la lana o la seda tienen sus propias productos y trucos caseros.

Grasa / aceite: Lo más urgente es tratar la zona afectada con agua templada. Luego, tan pronto como sea posible, sumergir la prenda en agua con jabón y frotar la mancha. Más tarde rociar la zona con un spray quitamanchas y espere a que se seque. También se puede utilizar vinagre blanco o limón antes de lavar normalmente. Asimismo, el talco o la sal suelen funcionar para absorber la mancha antes de lavar.

Cerveza: Lo primero es lavar la zona con agua y detergente. Aclarar, secar y aplicar con un algodón una solución de agua y alcohol a partes iguales. Luego enjuagar con abundante agua y secar. Otro truco es frotar la mancha con una escobilla mojada en vinagre blanco. Y luego enjuagar con abundante agua.

Vino: Es una mancha complicada, pero cogida a tiempo sale bien. Lo más importante es enjuagar rápido con agua tibia y aplicar, si es posible, talco, sal o incluso maicena, cualquiera de ellas absorbe el vino. La leche, el vinagre blanco o el limón suelen ser eficaces contra estas manchas, así como un buen quitamanchas aplicado en seco.

Refresco: Lo primero es intentar absorber lo más posible con una servilleta de papel. Luego aplicar agua tibia. Con eso muchas veces es suficiente. Si la mancha persiste se puede aplicar un poco de vinagre con agua sobre la mancha con un cepillito o sumergir la prenda con agua, detergente y un poco de vinagre. Luego lavar a máquina.

Salsas: Son muy rebeldes si se secan. Lo más importante es retirar los restos con una cuchara y aplicar sobre la mancha agua tibia y jabón. También, si es posible, se puede poner talco sobre la mancha y dejar que repose durante unos 15 minutos. Otros trucos caseros son cepillar la zona con vinagre blanco o bicarbonato sódico y después aclarar. Los quitamanchas comerciales suelen ser muy efectivos en estos casos.

Café: Es vital actuar rápido, ya que si se seca será mucho más difícil de eliminar. A las manchas de café les va bien el agua caliente, hasta el punto que aplicando solo ese agua la mancha puede desaparecer (si se hace enseguida). Si ha pasado más tiempo se debe recurrir al jabón (dejando la prenda en remojo) o a otros productos como bicarbonato sódico, vinagre y alcohol. Luego aclarar y lavar a máquina.

Chocolate: Primero retirar los restos. Para quitar las manchas de chocolate, a veces con agua fría es suficiente. Si está muy incrustada, rascar el chocolate seco y lavar con un paño empapado en agua con jabón. Si aún resiste, se puede frotar con un trapo empapado en vinagre blanco. Luego aclarar la prenda con agua tibia. Los quitamanchas comerciales también suelen funcionar con este tipo de manchas sin dejar rastro.

Licores: Intenta absorber enseguida la mancha con una servilleta, esponja o similar y aplica agua fría o tibia sobre la zona. Si la mancha no es reciente se puede eliminar aplicando con un paño una mezcla de agua y alcohol (a partes iguales). Si no desaparece prueba con jabón de Marsella o un quitamanchas convencional.

Vómito: Una indigestión, demasiado alcohol… nunca se sabe, es mejor estar preparado. Si la mancha de vómito es reciente bastará con aplicar un chorro de agua fría para luego sumergir la prenda en agua con jabón. Normalmente las manchas saldrán. Incluso, en el último aclarado, se puede añadir un poco de vinagre con un cepillo para eliminar el olor. Si la mancha está seca dejar en remojo con agua caliente para que se ablande con un chorrito de amoníaco. A continuación, lavar a mano con jabón o terminar el lavado a máquina.