POLÍTICA
16/12/2016 10:10 CET | Actualizado 16/12/2016 10:10 CET

¿Por qué Díaz y Zapatero han elegido Jaén?

FLICKR / PSOE JAÉN

Susana Díaz es una persona que cuida al máximo el simbolismo socialista. La presidenta de la Junta presume de cultura del partido, de conocer todas las esquinas de su formación, de manejar la puesta en escena. Y este viernes por la tarde protagoniza en Jaén junto a José Luis Rodríguez Zapatero un gran acto con motivo de los diez años de la aprobación de la Ley de Dependencia.

En varios sectores del partido se interpreta este acto como la respuesta a la tournée de Pedro Sánchez y a los actos organizados por la plataforma y el pistoletazo de salida a una posible carrera por la Secretaría General. Y, por supuesto, la elección del lugar es un mensaje interno de gran alcance.

¿Jaén? ¿Qué significa Jaén para el PSOE y el socialismo andaluz? En un panorama electoral sombrío, los socialistas solo ganaron en tres provincias: Huelva, Sevilla y Jaén. En esta última con el mayor porcentaje de voto. Nadie en el partido puede presumir de haber logrado un 37,42% de los votos el pasado 26 de junio.

Por lo tanto, Díaz y Zapatero se subirán al escenario entre aplausos de los políticos que más porcentaje de voto lograron entre sus compañeros. En el Congreso están como diputados del PSOE por esta provincia Micaela Navarro -una mujer muy querida y que fue presidenta en la anterior dirección- y Felipe Sicilia -uno de los valores emergentes que está impulsando la gestora a través de los medios de comunicación-.

Jaén es la provincia con mayor porcentaje de votos del PSOE

Además, Díaz manda otro mensaje en clave interna potente: cómo ‘coser’ con una zona que le era hostil. Cuando ella sucedió a José Antonio Griñán, esta provincia era muy crítica con aquella dirección del PSOE andaluz. De hecho, se intentó promocionar a Navarro como posible oponente a Díaz en las primarias para coger las riendas del socialismo andaluz.

Díaz tuvo que esforzarse para pactar y convencer a los jienenses para que la apoyaran. Ya sabía el poder que tenían dentro del PSOE andaluz cuando allí se apoyó a Alfredo Pérez Rubalcaba en el congreso de 2012 frente a Carme Chacón, la candidata para la que trabajó la sevillana. El trabajo de Gaspar Zarrías fue indispensable para que venciera por la mínima el exministro del Interior.

Jaén estaba un poco descolgada, había un caldo de cultivo anti Díaz. Habían sido unos años muy duros con José Antonio Griñán, que no era el candidato preferido de Zarrías -que había sido el todopoderoso ‘número dos’ de Manuel Chaves en la Junta de Andalucía-. Además, había perdido varias batallas internas, como el intento de promocionar a Mar Moreno a las cuotas más altas del socialismo andaluz y que contaba con el visto bueno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Díaz tuvo que ganarse a Jaén tras años de enfrentamiento con Griñán

Por eso, la presidenta andaluza sabía que debía ganarse a Jaén y recomponer el resquebrajado socialismo andaluz. Era su gran reto si quería pacificar a la mayor maquinaria de votos del PSOE. Y, al final, consiguió hacerse con el apoyo del actual y (también muy poderoso) líder provincial, Francisco Reyes. Hoy en día el jienense es pieza clave en el susanismo y fue el principal crítico con Pedro Sánchez cuando se pactó la supresión de las diputaciones provinciales en el frustrado pacto con Ciudadanos. Esta sintonía entre Díaz y Reyes es también personal, llegó a acudir al bautizo del hijo de Díaz. La presidenta también ha reconocido en privado en alguna ocasión que Micaela Navarro fue muy importante en la labor de "coser el partido" en Andalucía.

Según fuentes socialistas, Díaz es consciente de la importancia de Jaén si decide dar el paso final y, especialmente, si tiene que haber también sucesión en la Junta de Andalucía y en el PSOE autonómico. Es un actor indispensable para esa estabilidad. Partidarios de Díaz dicen que podría compatibilizar un tiempo Sevilla y Madrid, pero al final tendría que instalarse en la capital para capitanear la oposición.

En el entorno de Díaz comentan que a ella no le hace falta exhibir músculo orgánico en Andalucía. No obstante, partidarios de la secretaria general del PSOE-A fuera de su comunidad creen que ella puede presumir de “poderío” con este acto en Jaén. Como recuerda un diputado en el Congreso que no es andaluz, le impactó cuando hizo un mitin en un pueblo perdido en esta provincia y estaba lleno, pero no solo de militantes mayores, sino también “con jóvenes abogados, ingenieros…”.

Jaén es mucho Jaén dentro del PSOE. Y Díaz y Zapatero lo saben.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Susana Díaz 'cose' su imagen

- 27 cosas que no sabías de Susana Díaz