TENDENCIAS
29/12/2016 18:11 CET | Actualizado 29/12/2016 18:11 CET

La muerte de Carrie Fisher alerta sobre las enfermedades cardiovasculares en las mujeres

PAUL HACKETT / REUTERS

La noticia pilló por sorpresa a todos los fans de la princesa Leia. La víspera de Navidad, Carry Fisher, de 60 años, sufría una grave crisis cardíaca en pleno vuelo entre Londres y Los Ángeles. La actriz falleció el 27 de diciembre.

Esta muerte supone una dolorosa advertencia del riesgo cardíaco que planea sobre las mujeres; un riesgo a veces demasiado desconocido.

Se tiende a pensar que las enfermedades cardiovasculares afectan mucho más a los hombres que a las mujeres. Sin embargo, como señala la Federación Francesa de Cardiología, las enfermedades del corazón ya son la primera causa de mortalidad en las mujeres. En los últimos 15 años se ha triplicado el número de infartos en mujeres menores de 50 años.

Las mujeres no están (en absoluto) exentas

Aunque las enfermedades cardiovasculares engloban diferentes dolencias, un infarto ocurre cuando se bloquean las arterias coronarias y la sangre oxigenada no puede llegar al corazón.

Los principales factores de riesgo son la falta de ejercicio, el tabaco y la diabetes. No obstante, existen otras claves que pueden ayudar a las mujeres a prevenir estas enfermedades.

"La mayoría de la gente está acostumbrada al típico infarto hollywoodiense, en el que alguien se agarra el pecho y el dolor le baja por el brazo o le sube por el cuello", explica Nieca Goldberg, cardióloga y directora médica del programa cardíaco para la mujer en el Langone Medical Center de la Universidad de Nueva York. Pero, "aunque muchas mujeres puedan tener los clásicos síntomas, muchas veces sufren otros que no están asociados a los ataques al corazón".

La mejor forma de prevenir las enfermedades cardiovasculares consiste en ser consciente de tus propios factores de riesgo personales y en ser capaz de reconocer los síntomas de un infarto. Mujeres, sabed que estos pueden ser muy diferentes a los síntomas que sufren los hombres.

En qué se diferencian los infartos en hombres y mujeres

Las mujeres describen los signos de infarto como similares a los de la gripe, con náuseas, mareo, debilidad, falta de respiración, fatiga y dolor de espalda. Aunque también sientan dolor en el pecho, puede que el dolor se concentre más abajo, por lo que puede ser confundido con un problema de estómago, recalca Goldberg.

Esto se debe a que los ataques al corazón suelen ser más diversos en las mujeres, explica la doctora Jennifer Mieres, profesora de cardiología en la Hofstra Northwell School of Medicine y portavoz de la Asociación Americana del Corazón.

Por ejemplo, es más probable que los hombres tengan una obstrucción en las arterias, mientras que en las mujeres las enfermedades coronarias están causadas por un amplio espectro de problemas, como la enfermedad coronaria no obstructiva de arterias (las arterias no están bloqueadas, pero no transportan la sangre de forma eficiente) o la arteriosclerosis, cuando las arterias se endurecen y estrechan.

Los hombres tienen más tendencia a sufrir infartos a una edad joven y sobrevivir a ellos, mientras que las mujeres suelen sufrir infartos más tarde y tienen más probabilidades de morir como consecuencia de ello.

Hay que repensar el estilo de vida

En las pasadas décadas "hemos asistido a un cambio en el estilo de vida: las mujeres fuman más que antes, están más estresadas y se ocupan mucho de los demás y poco de sí mismas… Podemos temer una epidemia", indicaba recientemente a 20 Minutes el cardiólogo Jean-Jacques Monsuez. "Una mujer de 35 años que tome la píldora y fume es como si tuviera una granada en el bolsillo. En ese caso, el riesgo de infarto se multiplica por 20 o 30", recuerda el doctor. Por no hablar del sedentarismo, otra causa importante...

El fin de año, otro factor de riesgo

Las investigaciones demuestran que el invierno y, sobre todo, estas fechas están asociados a un incremento en los episodios cardíacos, como los ataques al corazón. El aire frío puede reducir los vasos sanguíneos, lo cual impide que la sangre oxigenada llegue al corazón. Por otra parte, los viajes también pueden aumentar el riesgo de muerte cardíaca, ya que la gente suele posponer una consulta médica si tiene un viaje planeado.

Cualquiera que esté en riesgo de sufrir un problema cardíaco debe tomar precauciones adicionales en esta época del año, especialmente si viaja, advierte Mieres.

"El clima o el medio del viaje pueden aumentar definitivamente el peligro de un paciente que ya presenta factores de riesgo", apunta.

Mantenerse quieto durante un largo período de tiempo durante un vuelo aumenta el riesgo de formación de coágulos en general, pero puede ser especialmente peligroso en personas que ya tengan una placa arterial. Los viajeros pueden mitigar este riesgo levantándose con frecuencia del asiento, dando paseos, haciendo ejercicios con las piernas, manteniéndose hidratados y tomando un aspirina antes del viaje para que la sangre esté más fluida.

Cómo reconocer los signos precoces de infarto

Aunque un infarto puede llegar de forma totalmente inesperada, los estudios demuestran que algunas personas experimentan débiles síntomas días o incluso semanas antes de que realmente ocurra. Si piensas que has experimentado ligeros dolores en el pecho, pero se te pasaban después de un rato de descanso, es mejor ver a un médico para descartar cualquier enfermedad, recomienda Goldberg.

Los médicos pueden efectuar pruebas de estrés u otros estudios radiológicos para ver si tienes una enfermedad coronaria o las arterias obstruidas. Si encuentran un bloqueo, los cirujanos pueden abrir las arterias con una endoprótesis o un baipás.

Entonces, ¿qué hacer para prevenirlos?

Para reducir los riesgos de enfermedad cardiovascular hay que adoptar un estilo de vida sano: hacer deporte, comer equilibrado, no fumar y tratar de controlar el estrés. Cada pequeño gesto cuenta: en 2013 un estudio mostró que con sólo caminar 2000 pasos más al día (es decir, 20 minutos de marcha a ritmo moderado) se podía disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca.

Este artículo ha sido adaptado de la edición estadounidense y de la edición francesa de 'The Huffington Post' por Marina Velasco Serrano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!