NOTICIAS
09/01/2018 20:14 CET | Actualizado 10/01/2018 10:09 CET

'El Mundo Today' publica la denuncia que ha recibido por uno de sus titulares y se desata el cachondeo

"Si vamos a la cárcel, por favor que sea por esto".

Dicen que la fama cuesta, pero el humor cuesta más. La página web de información satírica El Mundo Today ha compartido este martes en Twitter la denuncia que han recibido por uno de sus informaciones falsas con apariencia de reales. Se titulaba así: "El 90% de las ovejas en España se cría para fines sexuales".

Era una broma, pero no ha gustado a una jueza, que les ha hecho llegar una advertencia y una petición de rectificación "pues constituye un insulto grave" y pone de manifiesto la "baja consideración social de este noble oficio".

El requerimiento, que El Mundo Today ha compartido con la frase "Si vamos a la cárcel, por favor, que sea por esto", ha generado muchos comentarios en Twitter y más de 1.000 retuits:

El episodio es mucho más que una broma, tal y como ha aclarado el equipo de El Mundo Today en un comunicado posterior sobre la denuncia. En dicho texto, explican que la petición de rectificación ha sido firmada por una conocida magistrada del País Vasco, que ha firmado el envío con su nombre completo, su móvil y su correo.

"El tono del texto no sólo es marcadamente legalista sino que incluye la amenaza velada de que, en caso de que no se haga caso a sus requerimientos informales (retirar un contenido que El Mundo Today considera genuinamente divertido, ficticio y legítimo), la Justicia (institución a la que esta misma persona pertenece en uno de sus más altos y respetables rangos) actuará "de oficio". Y entendemos que, siendo ella misma jueza, tiene los medios para que efectivamente esto suceda", dice un párrafo del comunicado.

Las últimas líneas son aún más contundentes: "¿Qué forma de proceder tiene cualquiera ante una amenaza o promesa de actuación judicial por una persona que forma parte del mismo sistema judicial? Ante esta situación, chocante y divertida, sí, pero también profundamente grave, sólo nos queda expresar públicamente nuestro malestar. Consideramos éticamente cuestionable este correo amenazante, especialmente por ser quién es el remitente, y creemos además que trata de coartar nuestra libertad de expresión, no ya como autores de un popular medio satírico, sino como ciudadanos".