NOTICIAS
12/03/2018 12:16 CET | Actualizado 13/03/2018 13:35 CET

Una miembro de la UCO revela cómo fue la reacción del agente que encontró a Gabriel en el maletero de Ana Julia

El agente agarró del cuello a la principal sospechosa y sus compañeros tuvieron que quitarle porque "estaban grabando la detención".

YOUTUBE

El audio de una miembro de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) —difundido por la Cope— revela detalles muy concretos de cómo fue la detención de Ana Julia Quezada, la principal sospechosa de la muerte del pequeño Gabriel en Níjar (Almería).

En un momento dado de su relato, la miembro de la UCO cuenta como el agente que detuvo a Ana Julia la agarró del cuello, tras comprobar que llevaba el cadáver del niño en el maletero, y que sus compañeros tuvieron que quitarle porque "estaban grabando la detención".

Así mismo, ha relatado como otro compañero ha roto el cristal de un coche por la "impotencia".

El relato de la miembro de la UCO es el siguiente (Pincha aquí para escuchar el audio en la Cope):

La negra —en referencia a Ana Julia— se dirigió con una manta a una finca de la familia, y como la Guardia Civil la observaba en todo momento, mientras la grababa y le hacía fotos. Han visto que liaba algo en la manta y lo ha metido en el coche.

La negra —en referencia a Ana Julia Quezada— ha dejado al marido en un hotel y ella se ha ido. Le han seguido, se ha metido en una finca que es de la familia, han ido detrás de ella, que iba con una manta. Estaban escondidos viéndola, haciéndole fotos y grabando vídeo. Han visto que con la manta liaba algo y lo ha metido en el coche.

Álex —en referencia al compañero que le relata los hechos— ha seguido detrás de la negra en el coche, y cuando se iba a meter en una casa, la ha parado y le ha dicho que le abriera el maletero. Entonces Álex ha abierto el maletero, ha destapado la manta y ha visto que era el niño que estaba todo lleno de barro.

La negra decía que no sabía qué era eso, que se lo debían de haber metido porque ella venía de la playa, cuando ya la tenían grabada.

Álex la ha cogido del cuello y se la han quitado enseguida porque estaban granando la detención. Otro compañero de la impotencia ha roto el cristal del coche. Se la han llevado detenida y que estaban esperando a que llegara el juez para levantar el cadáver. Ya me ha colgado, se me ha puesto a llorar un poco".

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

EL HUFFPOST PARA ENDESA