TENDENCIAS
05/08/2018 12:23 CEST | Actualizado 05/08/2018 12:25 CEST

Un pique entre Raquel Mosquera y Belén Rodríguez en 'Sábado Deluxe' desespera a María Patiño

"¿Podemos empezar a trabajar y estar cada uno en su sitio?".

Sábado Deluxe

Raquel Mosquera acudió a Sábado Deluxe a someterse a una prueba del polígrafo, sin embargo, el rifirafe que tuvo justo antes de empezar la entrevista con Belén Rodríguez, una de las colaboradoras del programa de Telecinco, acaparó todo el protagonismo de la noche.

El conflicto entre Mosquera y Rodríguez viene de lejos porque la periodista es amiga de Rocío Carrasco, hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco —difunto marido de Mosquera—, y siempre la ha defendido de las acusaciones de la exsuperviviente.

Mosquera había usado su privilegio para vetar a la periodista durante su entrevista. Esto no gustó nada al resto de colaboradores, y en cuanto Mosquera entró en el plató se lo hicieron saber.

Finalmente, rectificó y permitió que Rodríguez ocupase su puesto con la condición de que cuando hablase no la interrumpiese.

Sin embargo, la periodista llegó con el hacha de guerra y dejó claro que el tema del veto no iba a impedir que ella hiciese su trabajo correctamente. "Si se cree que con este veto, con el chocho que ha montado en Telecinco para que no nos encontrásemos, a mí me va a tener callada, pues ya te digo que no", afirmó.

Sábado Deluxe

Esto dio origen a un pique entre las dos que impidió que la entrevista empezase durante más de cinco minutos, para desesperación de María Patiño, la presentadora del programa, y del resto de sus compañeros, que se empezaron a quejar de que su compañera no callaba.

"¿Podemos empezar a trabajar y estar cada uno en su sitio? ¿Podemos?", regañó Patiño a la periodista.

Cuando Rodríguez pareció recuperar la calma, Mosquera aprovechó para lanzó su ataque: "Me iba a callar, pero si no lo digo no me siento a gusto. Me ha acusado de querer desacreditarla. Pero es que se desacredita a una persona que tiene credibilidad y ella no la tiene".

Se volvió a armar la marimorena. Rodríguez respondió y Patiño interrumpió para intentar hacer la primera pregunta oficial. Pero Mosquera volvió una vez más a la carga: "Y termino".

Sábado Deluxe

"No, no, no, no, no... Por favor...", suplicó Patiño al borde de la desesperación, pero Mosquera insistió: "Es que otra de las cosas que ha dicho [Rodríguez] es que aunque la hubiese vetado yo estaba deseando que viniese porque necesito el conflicto... Y no, si fuese por mí ella no estaría ahí... Así te lo digo".

Rodríguez, como era de esperar, respondió con todo su arsenal: "Pero que si a mí me vetas lo agradezco, que a mí no me gusta sentarme con personas como tú. No hija, que entrevistarte a ti no es ningún lujo, todo lo contrario".

Patiño al final puso orden al pedir respeto al programa y al equipo que trabaja para conseguir que vayan invitados cada sábado y así, tras mucho desconcierto, pudo finalmente empezar la entrevista programada.

"Voy a empezar con la primera pregunta, a ver si llego a la segunda", dijo la presentadora zanjando la cuestión.

Puedes verlo en la web de Telecinco en este enlace.

NOTICIA PATROCINADA