ECONOMÍA
08/11/2018 14:19 CET | Actualizado 09/11/2018 00:27 CET

Los bancos no podrán deducirse el impuesto de las hipotecas

Las entidades financieras tendrán que pagar el impuesto sobre actos jurídicos documentados a partir de este sábado.

Los bancos no podrán deducirse el gasto que les suponga el pago del impuesto de actos jurídicos documentados (AJD) de las hipotecas, que a partir de ahora tendrán que asumir tal y como anunció Pedro Sánchez.

El Gobierno ha aprobado este jueves dos modificaciones legislativas importantes:

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha explicado en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros la urgencia de estos cambios "por la confusión generada en la sociedad tras estas sentencias" del Tribunal Supremo.

Montero ha asegurado que el Gobierno "actúa una vez más con responsabilidad" ante la decisión adoptada por el pleno de la sala de lo contencioso-administrativo que "generó una gran alarma social e inseguridad jurídica en los ciudadanos y en el mercado hipotecario".

A partir de esta modificación, el artículo 29 establecerá que cuando se trata de una hipoteca se considerará sujeto pasivo al prestamista (el banco).

Así estaba redactado hasta ahora este artículo que nunca se ha reformado:

BOE
Captura del artículo 29 de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados en el BOE, que el Gobierno ha anunciado que modificará.

El Ministerio de Hacienda ha confirmado que el real decreto-ley se publicará el viernes en el BOE y entrará en vigor el sábado. La medida afectará a todos los clientes que firmen una hipoteca a partir de ese día. Los bancos tendrán que ser los que paguen el impuesto de esos préstamos.

Cada mes se firman unos 30.000 préstamos hipotecarios en España, que se beneficiarán de esta medida. Por ejemplo, en agosto se constituyeron 28.755 hipotecas y el año pasado se registraron 310.096 préstamos hipotecarios, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

El impuesto AJD recauda 2.000 millones al año

El impuesto sobre actos jurídicos documentados que se paga cuando se firma una hipoteca aporta unos 2.000 millones de euros al año a las arcas de las comunidades autónomas, según la ministra.

El Gobierno no contempla en ningún caso la supresión de este impuesto, ante la importancia de esta cantidad, tal y como han pedido Vox y, posteriormente, el PP.

La ministra ha recordado que los Ejecutivos autonómicos gobernados por los conservadores tampoco lo han suprimido, ya que este dinero se destina a pagar la sanidad, la educación y la dependencia, entre otras cosas. Montero ha señalado que aquellos que piden su eliminación deberían explicar qué otros impuestos quieren subir o qué pretender recortar ("limitar el Estado del bienestar", en palabras de la ministra).

Asimismo, confía en "no tener dificultades para su convalidación", ya que la mayoría de los grupos parlamentarios se ha mostrado a favor de esta modificación.

La Autoridad de Defensa al cliente llegará en breve

Montero ha confirmado también que el Ministerio de Economía pondrá en marcha en unas semanas la autoridad independiente de protección a los clientes financieros que anunció Sánchez este miércoles.

El objetivo de esta oficina será evitar que las entidades financieras apliquen cláusulas abusivas para contrarrestar el pago del impuesto.

EL HUFFPOST PARA ENDESA