TENDENCIAS
05/02/2019 14:40 CET | Actualizado 06/02/2019 11:01 CET

Jesús Vidal: "Me dejé llevar"

El actor de 'Campeones' con discapacidad visual habla sobre el emotivo discurso que pronunció en la gala de los Goya 2019.

Jesús Vidal es leonés, tiene 43 años, es licenciado en Filología hispánica, ha hecho un máster en Periodismo y lleva varios años dedicándose al mundo del teatro. Aunque ha sido un motivo muy distinto el que le ha dado a conocer en toda España. Vidal es el primer actor con discapacidad visual en hacerse con un Goya —solo tiene un 10% de visión—.

Más que de su logro, de lo que se habló fue de su discurso de visibilización de la discapacidad al levantar el cabezón a Mejor actor revelación por su papel como Marín en Campeones. Con sus palabras consiguió hacer saltar las lágrimas de actores como Anna Castillo, convertirse en Trending Topic durante varias horas y acaparar titulares en numerosos medios de comunicación al día siguiente. Tres días después, su teléfono no deja de sonar y, aunque afirma a El HuffPost que está "muy contento", la fama le ha venido de golpe.

Cuando se subió al escenario no imaginaba esta repercusión. De hecho, su discurso de agradecimiento fue prácticamente improvisado. Eso sí, tenía claros los tres conceptos que plasmó: "Inclusión, visibilidad y diversidad".

"Tenía preparadas las ideas sueltas y me dejé llevar según el feedback del público y sus reacciones. Tenía muy claro lo que quería decir y a quién quería agradecer el premio", señala al recordar su discurso. "Luego todo ha ido a más, lo cual me encanta, pero tampoco lo esperaba", añade.

"Quiero que se nos trate como a personas"

"Quería llamar la atención sobre el arte de las personas con discapacidad. Pero también quería referirme a mis compañeros y agradecer el premio a la Academia, que a nivel de reconocimiento es algo muy importante artísticamente", cuenta el actor. De lo que no se podía olvidar, según cuenta, es de sus padres a quienes les dedicó una de las partes más recordadas de su alegato: "Queridos padres, a mí sí me gustaría tener un hijo como yo. Porque tengo unos padres como vosotros, muchísimas gracias". Para él, sus progenitores han sido un "apoyo fundamental" en su carrera. "Han sido decisivos", recalca.

Me dejé llevar según el 'feedback' del público y sus reacciones"

Tres días después de la gala, Vidal confía en que sus palabras no se olviden y que de verdad sirvan para reestructurar la sociedad y las familias. "Espero que haya dos cambios: uno a nivel de las familias de las personas con discapacidad para que se den cuenta de que sus hijos son muy capaces y no les corten las alas. Y otro a nivel social, para ellos espero que esto no sea un boom y se apueste definitivamente por la inclusión y la normalización de las personas diferentes", enfatiza. "Que se nos trate como a personas".

Morena Films
Javier Gutiérrez y Jesús Vidal en 'Campeones'.

Unos verdaderos Campeones

Vidal deja claro en cada una de sus palabras que los valores de compañerismo que transmite Campeones también se cumplen fuera de la cancha. Indica que, aunque sabía que su trabajo era "bueno", el resto de nominados a Mejor actor revelación habían hecho "un trabajo extraordinario". "Siempre tratas de ver lo bueno de los demás y, por eso, esperaba que algunos de mis extraordinarios compañeros de nominación se llevara el premio", añade refiriéndose a Moreno Borja, Francisco Reyes y Carlos Acosta.

Con 'Campeones' he aprendido que hay personas que tenemos una discapacidad diagnosticada y otras que no la tienen, pero al final todos somos personas"

Su mérito lo comparte con los otros nueve actores con discapacidad de la cinta de Javier Fesser. Ellos 10 forman, como se pudo ver en la gala y como Vidal recalca, un verdadero equipo. "Es más bonito que el equipo de la película y he aprendido muchísimas cosas de ellos", señala.

El intérprete tiene una larga carrera a sus espaldas, pero aún así, su primera incursión en la gran pantalla le ha enseñado muchísimo. "Con Campeones he aprendido que hay personas que tenemos una discapacidad diagnosticada, hay quienes no la tienen y, al final, todos somos personas", asegura. De hecho, Vidal da vida a una persona con discapacidad intelectual, aunque la suya sea visual.

"Se etiqueta a las personas por lo que no pueden hacer"

A pesar de esto, "con discapacidad" es un término que no le gusta. Algo en lo que también hizo hincapié Fesser durante su discurso al recoger el Goya a Mejor película. "Es cierto que pueden ser operativas en algunos ámbitos, pero no me gusta que se etiquete a las personas por lo que no pueden hacer", dice el actor. Para él, ese es el estigma a derribar.

Tengo un proyecto muy bonito que empieza mañana y que es seguir creciendo cada día como actor y como persona"

Para remarcar este concepto, el intérprete busca un símil en el ámbito deportivo, una de sus pasiones y que tiene gran relación con la película. "Imagínate que nos fijásemos en un delantero centro que no para goles o de un portero que no mete goles. Con las personas con discapacidad nos fijamos en eso, en lo que no pueden hacer o les cuesta más", indica. "A partir de ahí ejercemos un juicio malísimo y etiquetamos de manera que ponemos un lastre a esta persona".

Acaba de terminar la gira con la obra del Centro Dramático Nacional Cáscaras vacías, pero antes de seguir avanzando en el terreno profesional tras hacerse con su primer cabezón se plantea un objetivo humano: "Tengo un proyecto muy bonito que empieza mañana y que es seguir creciendo cada día como actor y como persona". Vidal quiere continuar su carrera pidiéndole a la sociedad confianza en las personas con discapacidad, aunque avisa que no se quedará en este Goya: "Seguramente este año me veáis en alguna película".

Photo gallery Los diez vestidos para recordar de la alfombra roja de los Goya 2019 See Gallery

ESPACIO ECO