BLOGS
22/01/2013 08:27 CET | Actualizado 23/03/2013 10:12 CET

'La noche más oscura': Dramatizar no es aprobar

"Representar no es aprobar, y si lo fuera, ningún artista podría nunca retratar prácticas inhumanas, ningún autor podría escribir sobre ellas, y ningún director podría ahondar en los asuntos obscenos de nuestro tiempo", declaró Kathryn Bigelow defendiendo su película contra quienes denuncian que la cinta aprueba la tortura.

Sin embargo yo no he visto aprobación de la tortura. He visto a través de la caligrafía milimétrica del guionista Mark Boal y de la dirección de Bigelow, cómo ser agente de la CIA te rompe y te cuelga de una vida que parece serlo. Al igual que en la serie Homeland, esta película nos muestra la vida de una agente que no tiene amigos ni familia propia ni casi ninguna otra vinculación a la vida que su propia meta. En este caso cazar al ogro musulmán. La construcción de un nuevo héroe, que no es más que el héroe de sí mismo. ¿Qué has conseguido en tu vida? ¿Ser famoso por un día? ¿Una condecoración? Y también toda una vida de aislamiento y soledad. ¿Elegida?

Creo que es sano destacar el hilo fino con que Bigelow teje las escenas de tortura, que lo son. El daño lo inflige un hombre que no es capaz de quebrar por la fuerza a otro hombre y termina casi quebrándose él. El agente no obtiene ninguna respuesta del secuestrado. Solo obtiene mentiras. Su afán de torturar con el maltrato y el buen trato, con el "tú eliges: si mientes sufres" le quiebra a él. La entrada de un nuevo agente trae nuevas maneras. El agente es, en el filme, una pelirroja delgada y pequeña incapaz de asestar un golpe y hacer daño físico, por lo que brilla por su audacia, astucia e intuición. La tortura física pasa a ser tortura psicológica. Hércules deja de ser útil, son los tiempos de Ariadna. Hércules necesita regresar a casa para volver a encontrarse a sí mismo, cansado y perdido en un país donde es odiado, realizando cada día una tarea que le deshumaniza. Sus únicos amigos, unos monos encerrados en jaulas idénticas a las de los presos terroristas.

Este es mi personal punto de vista acerca de si La noche más oscura defiende o aprueba la tortura. A mi modo de ver la película está mostrando que la tortura física mantuvo perdido al cuerpo de la CIA durante una década. ¿Es eso aprobar la tortura?

"No puedo votar por una película que convierte en héroes a los americanos que cometen el crimen de torturar", dice un miembro de la Academia de cine norteamericana según he leído en The Guardian. Yo me atrevo a asegurar que Bigelow muestra al héroe tal cual es, un Superman solitario y triste.

DENUNCIANDO EL TECHO DE CRISTAL

Pero a mí me interesa otro dato. He indagado en las crónicas de los días posteriores a la caza de Bin Laden y no he encontrado a ningún sujeto femenino entre todos los agentes y marines implicados en la captura. ¿Es una elección de Bigelow y su guionista que la agente principal causante de la desaparición de Bin Laden sea una mujer? Me gustaría que alguien pudiera responderme a esta pregunta porque la directora utiliza una secuencia de la película para mostrar el techo de cristal contra el que las mujeres luchamos. Esa secuencia en que un alto mando pregunta "y usted quien es" y ella, relegada a un segundo plano, responde "la hija de puta que encontró la casa". Lenguaje de hombres para hablar entre hombres y ser admitida por ellos.

Este artículo se publicó originalmente en el blog de la autora.

NOTICIA PATROCINADA