BLOGS
11/04/2014 07:05 CEST | Actualizado 10/06/2014 11:12 CEST

6 posturas de yoga que te harán sentir mejor en primavera

La naturaleza vuelve a la vida con fuerzas renovadas, y algo similar nos ocurre a nosotros. De pronto sentimos el impulso de salir a la calle, hacer deporte, nos proponemos nuevas metas, retos... El yoga nos puede ayudar a canalizar esta nueva fuerza que surge de nuestro interior.

El 20 de marzo comenzó oficialmente la primavera, pero afortunadamente hace varios días que las temperaturas han subido y disfrutamos de nuevo del sol después de varios meses sin verlo. La naturaleza vuelve a la vida con fuerzas renovadas, y algo similar nos ocurre a nosotros. De pronto sentimos el impulso de salir a la calle, hacer deporte, nos proponemos nuevas metas, retos... La energía que durante el invierno dormitaba, ahora despierta y puja por salir y encontrar expresión.

El yoga nos puede ayudar a canalizar esta nueva fuerza que surge de nuestro interior. La primavera es el momento para hacer posturas que requieran más esfuerzo, mayor gasto energético, posturas de pie, equilibrios; también posturas que benefician al hígado como las torsiones.

Te presentamos 6 posturas adecuadas para hacer en primavera:

  • 1. Vriksasana o el árbol
    1. Vriksasana o el árbol
    Aomm.tv
    Ponte de pie con los pies separados al ancho de tus caderas y junta las palmas de las manos delante del pecho. Lleva el peso del cuerpo sobre la pierna derecha bien estirada y lentamente levanta el pie izquierdo del suelo, deslizándolo hacia arriba por la cara interna de la pierna derecha. Apoya la planta del pie a la altura de la rodilla y levanta los brazos por encima de la cabeza bien estirados. Mantén la postura un minuto y después repite con la otra pierna.
  • 2. Virabhadrasana o el guerrero
    2. Virabhadrasana o el guerrero
    Aomm.tv
    Ponte de pie y separa las piernas entre 1 y 1,5 metros. Orienta la punta del pie derecho hacia la derecha y el resto del cuerpo hacia el frente. Levanta los brazos en cruz con el pecho bien abierto y los hombros relajados. Dobla la rodilla derecha y gira la cabeza hacia la derecha mirando por encima de la mano. Mantén la postura un minuto y después repite hacia el otro lado.
  • 3. Vakrasana, torsión sentado
    3. Vakrasana, torsión sentado
    Aomm.tv
    Siéntate con las piernas juntas y estiradas hacia delante. Dobla la pierna derecha y apoya el pie en el lado externo de la rodilla izquierda. Con el tronco bien erguido, comienza a girar hacia la derecha. La mano derecha se apoya en el suelo por detrás de ti, y el brazo izquierdo abraza la rodilla que queda en el aire. Todo el tronco y la cabeza giran hacia la derecha. Mantén la postura de uno a dos minutos y después repite hacia el otro lado.
  • 4. Setu Bandasana o el puente
    4. Setu Bandasana o el puente
    Aomm.tv
    Comienza tumbado sobre la esterilla, dobla las piernas y apoya las plantas de los pies en el suelo separadas al ancho de tus caderas. Los brazos a los lados del cuerpo. Eleva del suelo lentamente la pelvis y la espalda. Sube todo lo que puedas. Entrelaza los dedos de las manos y estira los brazos, esto te ayudará a levantar más la pelvis. Mantén la postura un minuto y descansa.
  • 5. Purvottanasana o estiramiento anterior
    5. Purvottanasana o estiramiento anterior
    Aomm.tv
    Siéntate en la colchoneta con las piernas dobladas y los pies apoyados en el suelo y ligeramente separados. Apoya las manos detrás de ti con los dedos apuntando hacia los pies. Levanta del suelo la pelvis, estira las piernas y los brazos y forma una línea recta con todo tu cuerpo. Mantén la cabeza en línea con la columna, no la dejes caer hacia atrás. Intenta apoyar las plantas de los pies en el suelo. Mantén la postura durante 5 respiraciones y descansa tumbado en el suelo.
  • 6. Dhanurasana o el arco
    6. Dhanurasana o el arco
    Aomm.tv
    Túmbate boca abajo en la esterilla. Dobla las piernas y coge con las manos los pies por los empeines. Levanta del suelo la cabeza, el pecho y el abdomen al tiempo que tiras hacia arriba de los pies para levantar los muslos del suelo. Mantén la postura durante 5 respiraciones y descansa.

¡Te animamos a que las practiques durante las próximas semanas!