BLOGS
12/09/2015 10:01 CEST | Actualizado 12/09/2016 11:12 CEST

Cinco ejercicios básicos (y sus beneficios) que no pueden faltar en tu clase de pilates

swimming pilates

Si ya te has dejado enamorar por el pilates y eres un miembro confeso del Club de los Pilateros, es hora de que conozcas qué ejercicios no pueden faltar en tu práctica. Son ejercicios que se realizan siempre de la misma forma, pero eso no impide para que podamos sentir cómo nuestro cuerpo reacciona y logra controlar día a día cada movimiento que hace.

  • El Cien
    El Cien
    AOMM TV
    Uno de los ejercicios más emblemáticos del método y uno de los ejercicios abdominales originales creados por Joseph Pilates. El Cien refuerza intensamente la zona central y energética del cuerpo (core o powerhouse). El nombre del ejercicio proviene del patrón de respiración que se emplea: en cada ciclo respiratorio contamos hasta 10 (cinco de inspiración y cinco de espiración) y este patrón se repite 10 veces, haciendo un total de 100 ¡Ahí está el secreto!
  • El puente de hombros
    El puente de hombros
    AOMM TV
    El despegue de la pelvis desde el suelo es un movimiento básico con innumerables beneficios: moviliza toda la columna, prepara al cuerpo para otros ejercicios, aumenta la conciencia corporal y otorga protagonismo al powerhouse. Además, nos ayuda a disminuir la tensión física y mental que podamos traer a la práctica.
  • El 'roll up'
    El 'roll up'
    AOMM TV
    Activa la musculatura profunda y estabilizadora del abdomen. Es un ejercicio muy completo porque su ejecución implica todo el cuerpo, estira toda la cadena posterior de la espalda y las piernas. Perfecto para tener como referencia en nuestra evolución física.
  • El 'swimming'
    El 'swimming'
    AOMM TV
    Estira y fortalece los músculos extensores de la columna, mejora la estabilidad del tronco, potencia la coordinación de movimientos, controla los flexores del hombro y los extensores de la cadera… ¿Qué más se puede pedir?
  • El gato
    El gato
    AOMM TV
    Se realiza tanto en pilates como en yoga. Reajusta la columna vertebral, relaja la rigidez muscular en la espalda y el cuello, mejora el riego sanguíneo en ambas zonas, favorece la digestión por el hecho de contraer el abdomen y nos hace respirar profundamente. Además, el gato lo puede realizar todo el mundo, incluso es muy recomendable en personas con alguna patología de tipo vertebral: hernia, protrusión, contractura...