Bem-vindo desde Sao Paulo: os presento al Brasil Post
guerra en ucrania
Finlandia se venga de Rusia

Bem-vindo desde Sao Paulo: os presento al Brasil Post

Estamos encantados de darles la bienvenida, tanto al extraordinario equipo de Abril como al Brasil Post, la primera edición sudamericana del Huffington Post que nos sitúa ya en nuestro quinto continente. Nuestra alianza conduce al Brasil Post a combinar lo mejor de lo antiguo y lo mejor de lo nuevo con el objetivo de explicar las historias que más importan en Brasil y también, e igual de importante, para ayudar a los brasileños a que cuenten sus historias ellos mismos.

SAO PAULO. Olá desde Brasil. Estoy aquí con motivo del lanzamiento del Brasil Post, que se ha asociado con Abril Group, una de las empresas de comunicación legendarias de Latinoamérica. Durante más de medio siglo, Abril se ha encargado de relatar la historia de Brasil a lo largo de las páginas de revistas emblemáticas como Veja, Claudia y Exame, y su cada vez más popular conjunto de publicaciones online. Estamos encantados de darles la bienvenida a la familia Huff Post, tanto al extraordinario equipo de Abril como al Brasil Post, la primera edición sudamericana del Huffington Post que nos sitúa ya en nuestro quinto continente.

Los Brasileños son sociales por naturaleza, tanto en la red como fuera de ella, lo que hacen de Brasil el lugar perfecto para el Huffington Post para expandir nuestra plataforma, basada en la conversación y el compromiso. Con más de 100 millones de usuarios en Internet y más de 50 millones de smartphones, Brasil es un país tan hipercontectado como tantos otros. Actualmente es el tercer mercado más grande para Facebook y el quinto más grande para Twitter. En un país tan grande y diverso como Brasil, el Brasil Post tendrá un lugar para todas las voces -políticos, líderes económicos y académicos así como estudiantes, activistas y artistas-, y será un núcleo donde todos los brasileños podrán venir a compartir sus pasiones o simplemente republicar sus propios blogs añadiendo un nuevo canal de distribución a lo que ya están escribiendo.

Mi primera reunión con el equipo de Abril fue hace poco más de dos años, en septiembre de 2011, cuando Roberto Civita, quien era al mismo tiempo presidente y CEO de Abril Group, me invitó a mí y a Nicholas Sabloff, nuestro editor internacional ejecutivo, a comer a sus oficinas. En la comida también estuvieron Fabio Barbosa, que estaba a punto de convertirse en CEO de Abril Media, y Manoel Lemos, director de Operaciones Digitales. Era uno de esos momentos en que todo encaja; nosotros estábamos totalmente cautivados con la hospitalidad de nuestros anfitriones, el humor y la pasión por emplear todas las herramientas a su disposición para relatar la historia de Brasil y de su gente.

Unos meses más tarde, Roberto, Fabio y Manoel nos visitaron en Nueva York y me convencieron más que nunca de que Abril era el socio perfecto para el HuffPost en Brasil. Nuestro lanzamiento estos días está tristemente manchado por la muerte inesperada de Roberto el pasado mes de mayo a causa de un aneurisma abdominal. Hace solo unos meses, nuestro CEO Jimmy Maymann y yo comimos con él en Nueva York, y estábamos llenos de emoción por que todo hubiera salido bien y estábamos esperando celebrar juntos el lanzamiento en Sao Paulo. Roberto, que era un hombre joven, le había dicho a su padre Victor, el fundador de Abril, que quería empezar una revista semanal de la misma tradición que TIME, donde Roberto había trabajado en prácticas. Y así empezó a darle forma a los medios de comunicación de Brasil durante más de medio siglo, publicando tanto como un listado de revistas originales como las ediciones Brasileñas de Cosmopolitan, InStyle, Men's Health, Women's Health y PlayBoy, y lanzando MTV Brasil y la inmensamente popular página web para mujeres MdeMulher. Por eso significa mucho para mí que María, la mujer de Roberto, y su hija Roberta estén en la comida. Este día está dedicado para él.

Así que hoy Abril y HuffPost se dan el sí quiero, y el largo cortejo (según los criterios actuales) hacen que la consumación de este romance sea de lo más emocionante. Estoy muy agradecido a Fabio, que estuvo con nosotros desde el primer día y ha apoyado tanto este enlace. He aprendido muchas cosas de Fabio y Manoel en este viaje que empezó con una comida en 2011. Junto con Ricardo Anderáos, nuestro director editorial, y Otávio Dias, nuestro editor jefe, ellos han aportado un profundo conocimiento de Brasil y su gente, y yo he aprendido muchísimo de ellos.

En 2014, Brasil es un país que está afrontando grandes retos y al mismo tiempo está rebosante de oportunidades. En un drástico contraste con lo que está sucediendo en Estados Unidos, unos 40 millones de personas en Brasil han pasado de la pobreza a la clase media en la última década, alimentando así la palpable sensación de que las cosas están mejorando. Como el editor jefe del Brasil Post Octávio Dias dijo él mismo: "En menos de 25 años, Brasil estabilizó la economía, redujo fuertemente la desigualdad y creó millones de puestos de trabajo, dando lugar a una nueva clase media. Esto no es un logro de un Gobierno o de un presidente en concreto, sino el resultado de la democracia y de una sociedad más madura".

De todos modos, aún quedan muchos retos que cumplir: un alto porcentaje de desempleo, la corrupción, la igualdad en la educación y las infraestructuras.

La semana pasada en Davos, junto con un pequeño grupo de periodistas del Consejo Internacional de Medios de Comunicación (International Media Council), me encontré con Dilma Rousseff, la primera mujer en ocupar la presidencia de Brasil, tras su discurso en una sesión especial. Aprovechando uno de los temas más importantes del Foro Económico Mundial de este año, ella nos contó que hay una gran necesidad de inversores que miren más allá del corto plazo y que se centren en tendencias y desarrollos en Brasil a largo plazo. Habló de los abundantes recursos naturales de Brasil y de las grandes oportunidades que se presentan para el ámbito del desarrollo sostenible y de la mejora de la calidad de vida de los Brasileños: "Transformaremos un recurso con fecha de caducidad, el petróleo, en uno que perdure: una población con educación".

Y en las deficiencias de las infraestructuras del país (carreteras, líneas de ferrocarriles, puertos y sistemas sanitarios que necesitan una mejora) ella ve una oportunidad en que todos pueden salir ganando, tanto los Brasileños como los inversores extranjeros, en forma de alianzas público-privadas. Cuando le pregunté sobre la alta tasa de desempleo juvenil en el país (que ronda el 20 por ciento), ella se centró en la necesidad de mejorar las oportunidades en el ámbito de la educación y en el progreso que Brasil ha hecho durante los últimos 10 años haciendo que 42 millones de personas evolucionaran hasta la clase media y aumentando la renta per cápita un 78 por ciento.

En respuesta a una pregunta que asumía que ella iba a ganar las elecciones de octubre, contestó entre risas: "Nadie puede predecir lo que ocurre en la mente de un juez, en la matriz de una mujer, ni en las urnas electorales". E inmediatamente se autocorrigió: "Bueno, hoy en día gracias a la ciencia puedes predecir el sexo de un bebé, ¡pero seguimos sin poder saber los otros dos!"

Todos estos asuntos serán el centro de la conversación que precederá a las elecciones generales en octubre para elegir el presidente, los miembros del congreso, los gobernadores de Estado y las asambleas legislativas.

Y la Copa del Mundo que hospedará Brasil en junio, no solo celebrará la orgullosa tradición deportiva del país -y traerá la Copa del Mundo a Sudamérica por primera vez desde que Argentina la hospedó en 1978-, sino que arrojará luz sobre la realidad de la pantalla dividida en Brasil, su reto y su promesa.

Y el Brasil Post dará cobertura a todo lo que ocurra. A través de una mezcla de reportajes originales y de la apertura de nuestra plataforma de blogs que dará voz tanto a nuevas como ya consagradas personalidades, no solo contaremos las historias de las noticias y los eventos que dan forma a Brasil, sino que también capturaremos el espíritu de su gente. A medida que hemos lanzado nuevas ediciones internacionales (Brasil es ahora nuestro décimo país) hemos descubierto lo entusiasmados que están nuestros lectores de todo el mundo por conocer las vidas y tradiciones de la gente de otros países aparte del suyo.

Así pues, no centraremos la atención solo en la escena política y de negocios de Brasil, sino que también le daremos protagonismo a todos los modos en que los brasileños desconectan y recargan sus pilas, incluyendo la vida nocturna y los tradicionales botecos, bares donde la gente van en busca de copas, picoteo, conversación y música. Y por supuesto le daremos cobertura a la pasión de los brasileños por el futbol, y la cultura de playa de muchas comunidades costeras de Brasil.

Más allá de la publicación, Abril incluye la fundación Victor Civita, que desde 1985 ha ayudado a mejorar la educación elemental a lo largo y ancho del país.

Situaremos el foco de atención en lo que está funcionando en Brasil, incluyendo el sector privado, organizaciones sin ánimo de lucro e iniciativas filantrópicas.

Nuestra alianza conduce al Brasil Post a combinar lo mejor de lo antiguo y lo mejor de lo nuevo con el objetivo de explicar las historias que más importan en Brasil y también, e igual de importante, para ayudar a los brasileños a que cuenten sus historias ellos mismos.

Y ahora, un poco más sobre nuestro equipo. Nuestro director editorial Ricardo Anderáos ha sido el director de medios sociales del Grupo Abril y trabajó como reportero y editor para varios medios, como Estadao.com, donde era el editor jefe, y MTV Brasil, donde era responsable de la publicación digital. Ambos estamos unidos no solo por nuestro acuerdo editorial, sino también por nuestro estilo de vida Third Metric. Junto con su mujer y sus tres hijos, vive en la isla de Ilhabela, y se traslada diariamente a su oficina en Sao Paulo para trabajar. En la isla, medita en la tradición tibetana Nyngma y alimenta su pasión por el medio ambiente ocupándose de un vivero de árboles nativos de la selva más amenazada de Brasil, Mata Atlantica.

El editor jefe del Brasil Post, Otávio Dias, ha trabajado en algunos de los sitios webs y diarios más influyentes de Brasil. Durante 12 años en Folha de S. Paulo, trabajó como corresponsal en Londres y como editor asignado en la oficina internacional del diario, y en O Estado de S. Paulo era editor técnico y editor del sitio web del diario. Le encanta cantar y hacer yoga.

Damos el pistoletazo de salida con los blogs del congresista Marcelo Freixo que habla sobre los problemas del sistema penitenciario Brasileño; del renombrado periodista Gilberto Dimenstein que analiza sobre cómo hacer periodismo en la nueva era de los medios de comunicación; del popular escritor transexual Laerte con una tira cómica sobre cómo se siente al hacerse mayor; de la feminista y empresaria Bianca Santana sobre su experiencia llevando un turbante en su vida diaria; y de la periodista Renata Rangel sobre cómo su decisión de trasladarse de la ciudad al campo fue influenciada por los valores del Third Metric.

Así pues, bem-vindo al Brasil Post! Como siempre, utilicen la sección de comentarios para hacernos llegar sus opiniones.