BLOGS
23/12/2015 07:08 CET | Actualizado 22/12/2016 11:12 CET

Regalar libros en Navidad (gifs)

gifRegalar libros en Navidad no es fácil. Tal vez no aciertes con los gustos. O tal vez el problema sea que a tu sobrino de diez años lo último que le interese en esta vida sea leerse un libro. Pero sigue intentándolo. Cuando aciertas, es un pedazo de regalo.

Cuando decides que ya está bien de colonias y que Papá Noel sólo va a traer libros:

Y haces una lista con el libro perfecto para cada miembro de la familia:

Cuando te acercas al centro a hacer tus compras navideñas:

Y te encuentras con la movida que se monta en el Primark de Gran Vía:

Cuando entras en una librería, de esas con muchas plantas, y descubres que todos han tenido la misma idea que tú:

Cuando no encuentras la mitad de los libros de tu lista, pero cada dos pasos te chocas con una montaña de ejemplares de Grey y Crepúsculo reimaginado:

Cuando vas a pagar a la caja:

Cuando te dicen que no envuelven, pero que igual queda algún sobre en la entrada:

Cuando al fin sales de las calles del centro:

Y encuentras una librería de barrio en la que no hay riesgo de sufrir aplastamiento:

¡Y tienen los libros que te faltan!:

Cuando envuelves los libros en papel de regalo con dibujos de Papá Noel:

Y, al día siguiente, aún tienes trozos de celo en el pelo:

Cuando al fin llega la mañana de Navidad y Papá Noel ha dejado de tu parte los libros debajo del árbol:

Cuando Papá Noel a ti te ha traído una colonia:

Y tu sobrino te pregunta que dónde están los muñecos de La patrulla canina:

EL HUFFPOST PARA EVO