Todos los 'looks' de la alfombra roja de los Premios Goya 2021

Los pocos invitados a la gala desfilaron por el Gran Hotel Miramar de Málaga.
Aitana, María Barranco y Belén Cuesta.
Aitana, María Barranco y Belén Cuesta.

Los Premios Goya se enfrentan esta noche a la gala más rara de su historia. La ceremonia, que se celebra de forma virtual con un puñado de invitados en el Teatro Soho de Málaga, no es lo único extraño de la noche, la alfombra roja tampoco ha sido lo que era en ocasiones anteriores.

Con el fin de mantener la seguridad, los presentadores, artistas y entregadores han ido pasando por una alfombra instalada en el Gran Hotel Miramar, cercano al teatro, donde han posado, rápidamente, sin mascarilla. Otros han mostrado sus mejores galas desde sus casas o desde un hotel a través de una sala virtual de Zoom. Es el caso de Natalia de Molina, que ha charlado sobre su nominación a Mejor actriz de reparto por Las niñas con un traje blanco con una americana con una gran levita y un sujetador de strass firmado por Juan Carlos Pajares.

Los primeros en pisar la alfombra roja física han sido los presentadores de la gala, Antonio Banderas y María casado. El actor se ha olvidado de corbatas y pajaritas y ha optado por una americana burdeos de Armani, mientras que la presentadora con un diseño negro de escote asimétrico con un cuerpo de lentejuelas de Pronovias. Antonio de la Torre, que este año es entregador y no nominado ha sido otro de los más madrugadores en la alfombra.

Alfombra roja de los Goya 2021

Al contrario que el actor malagueño, Aitana debutaba esta noche en los Goya como una de las artistas invitadas. La cantante apostó por un vestido blanco midi con cut outs de Versace, unas altísimas plataformas en el mismo tono y un nuevo look con una larguísima melena en negra, mucho más oscura que su color natural. Otra de las cantantes que participarán en la gala, Nathy Peluso, lució un diseño azul con una gran abertura lateral diseñado por ella misma.

Además de intérpretes y artistas también han pasado por la alfombra modelos como Jon Kortajarena, que ha llevado un traje “de repuesto” de Tom Ford. Otra que tampoco se lo ha pensado mucho es Najwa Nimri, que ha vestido un diseño negro de Loewe que le mandaron al set y no se había probado hasta esta noche. La actriz ha llamado la atención por su mascarilla, en un tejido transparente, aunque ella ha asegurado a TVE que “protege”.

Derrochando altas dosis de poderío han posado Ángela Molina, Goya de Honor, y Marisa Paredes, que recibió el premio como reconocimiento a su trayectoria en 2018. La primera con un diseño negro con volantes de Armani Privé y la segunda con un colorido abrigo de Duyos, ambas demostrando que la elegancia y las alfombras rojas no tienen edad.

Al otro lado de las pantallas instaladas en el alfombra, los nominados han mostrado sus mejores galas desde su casa. Entre los más espectaculares estaba Milena Smit, nominada a Mejor actriz revelación, de Givenchy, y Patricia López Arnáiz, favorita para llevarse el Goya a la Mejor actriz. La protagonista de Ane, verá la gala desde una casa rural con un elegante diseño de Oscar de la Renta.

Otros como Álvaro Cervantes y Mario Casas han apostado por un clásico uniforme de pandemia, esmoquin y pantuflas.