Dominique Lapierre, una pluma francesa que se enamoró de la India

Dominique Lapierre, una pluma francesa que se enamoró de la India

El escritor francés moría a los 91 años en la localidad de Ramatuelle de la región de Provenza-Alpes-Costa Azul.

 Dominique Lapierre en una imagen de archivo.  
 Dominique Lapierre en una imagen de archivo.  Pradeep Gaur/Mint

El francés Dominique Lapierre, escritor superventas, periodista y filántropo enamorado de la India, conquistó lectores en todo el mundo con obras de temática histórica como ”¿Arde París?”, “Era medianoche en Bhopal”, y, sobre todo, “La ciudad de la alegría”, retrato de la pobreza en Calcuta.

Su fallecimiento ocurrió el día 2 de diciembre, según confirmó este domingo Dominique Conchon-Lapierre -segunda esposa del autor- al diario local Var-Matin, de la región donde ambos vivían, en la localidad de Ramatuelle.

Nacido en Chatelaillon, en el distrito de La Rochelle, el 31 de julio de 1931, era hijo de un diplomático que sirvió en Estados Unidos, Gran Bretaña, Siria y Líbano. Vivió en París durante la Segunda Guerra Mundial y comenzó su carrera como periodista a los 17 años, cuando el diario Le Monde publicó su primer artículo Un dólar por cada 1.000 kilómetros.

Con ese texto consiguió una beca para estudiar en la Universidad La Fayette, en Estados Unidos, donde se licenció en Economía Política.

En esas fechas se casó con una periodista francesa que trabajaba para la revista Harper’s Bazar. Juntos realizaron un viaje alrededor del mundo con 300 dólares en el bolsillo que plasmaron en Luna de miel alrededor del mundo (1953).

Al regresar a Francia trabajó como redactor en París Match, donde permaneció hasta 1967. Allí se dio a conocer por sus reportajes y llegó a estar considerado como “l’enfant terrible” del periodismo.

En 1954, mientras cumplía el servicio militar como sargento intérprete en el Cuartel General de la OTAN, conoció al cabo Larry Collins, con quien mantuvo desde entonces una gran amistad que más tarde se convirtió en unión literaria.

A principios de los años sesenta se hicieron públicos los archivos de Hitler y, junto a Collins, empezó a investigar sobre ellos. Descubrieron que, cuando los aliados avanzaban sobre París, Hitler ordenó destruir, incendiar y arrasar la ciudad. Fruto de estas investigaciones nació el libro ¿Arde París? (1964).

Poco después recibieron el encargo del Reader’s Digest de elaborar un artículo sobre la figura del torero español Manuel Benítez “El cordobés”. Su traslado de dos semanas al pueblo natal del torero se convirtió en una estancia de dos años y medio y el artículo se convirtió en el libro …O llevarás luto por mí (1967), que en España se publicó recortado por la censura.

En su siguiente obra literaria, Oh, Jerusalén, publicada en 1971, relataron la formación del Estado de Israel por los judíos. Después, impresionados por la figura de Gandhi, escribieron Esta noche, la libertad (1975), que narra la independencia la India y la separación de Pakistán.

Con la idea de escribir un libro que estableciese hipótesis sobre factores y comportamientos reales, organizaron un equipo de investigadores que durante cuatro años recorrió el mundo analizando qué pasaría si un grupo de terroristas palestinos amenazase con hacer estallar una bomba H oculta en Nueva York.

Así surgió la ficción El quinto jinete, que se publicó en 1980.

La India, un país que marcaría su vida

Tras esta obra, Lapierre comunicó a Collins su decisión irse a vivir a la India, país que marcaría su vida. Se estableció en Calcuta, donde escribió La ciudad de la alegría (1985), de la que vendió millones de ejemplares.

Lapierre donó la mitad de los derechos de autor al barrio en el que se basa la novela, así como la mitad del dinero recibido por los derechos de la película, rodada en 1992 por Roland Joffé. Desde entonces siguió enviando donaciones y colaborando con organizaciones indias, pero también creó su propias fundaciones.

Durante los noventa continuó escribiendo en solitario y, con el sida como tema central, publicó Más grande que el amor (1990), al que dedicó cuatro años de trabajo.

En 1997 presentó el libro Mil soles, donde repasa sus vivencias en el ámbito profesional, y dos años más tarde publicó El futuro es nuestro, sobre las actividades fundamentalistas de Irán.

En esos años, abandonado ya el periodismo diario, publicó diversos reportajes y trabajó en los guiones de un telefilme sobre la madre Teresa de Calcuta y, junto a Collins, en la adaptación cinematográfica de Oh, Jerusalén.

Comenzó el siglo con un libro a cuatro manos con el escritor Javier Moro, que es su sobrino. En marzo de 2001, presentaron Era medianoche en Bhopal que narra la catástrofe industrial de una fuga de gas letal que en 1984 causó más de 16.000 muertos y 50.000 afectados en la capital del estado indio de Madhya Pradesh. Destinaron también los beneficios a sufragar proyectos de ayuda a las víctimas.

En 2004, volvió a colaborar con su antiguo compañero Larry Collins en ¿Arde Nueva York?, una novela de intriga sobre la amenaza del terrorismo nuclear en las ciudades occidentales.

La Unión Soviética y Sudáfrica fueron los siguientes destinos de sus ficciones. En Erase una vez la URSS (2006) narra el viaje de occidentales al país comunista en 1950 y en Un arcoiris en la noche (2008) se apropia de una frase pronunciada por Nelson Mandela al salir de la cárcel para narrar la historia de Sudáfrica y el apartheid.

Ya octogenario, en 2012, año en el que fue candidato al premio Príncipe de Asturias de Las Letras, publicó India mon amour, un cuaderno de viajes sobre sus experiencias en el país.

Lapierre fue reconocido con diversos galardones por su labor humanitaria, como la Gran Cruz de la Orden de la Solidaridad, recibida de manos de la reina Sofía en 2002. En 2000, recibió el Premio de la Fundación Mundial por la Paz y, en 2008, India le concedió el máximo galardón para extranjeros del país, el Padma Bhushan.