POLÍTICA
26/02/2021 15:37 CET | Actualizado 26/02/2021 20:12 CET

Errejón comparte el duro testimonio de un profesor tras su reflexión sobre la salud mental

"Llevo días recibiendo cientos de mensajes así... Son durísimos", denuncia el líder de Más País.

Europa Press via Getty Image
Errejón durante una intervención en el Congreso

Íñigo Errejón se convirtió esta semana en el centro de muchas atenciones al hablar de “una cosa de la que nunca se habla”. Trató en mitad del Congreso el problema de la salud mental, algo que aseguró “no va a curar la vacuna”.

El líder de Más País aseguró que los problemas psicológicos que sufren muchas personas se han agravado por las consecuencias del coronavirus y llegó a llamar la futura cuarta ola como la de la salud mental. 

Errejón recordó este miércoles que el 65% de la población tiene síntomas de ansiedad o cuadros depresivos, que el suicidio es ya la primera causa de muerte no natural doblando a los accidentes de tráfico y que el sistema ha registrado un 130% más de consultas sobre depresión, malestar emocional y ansiedad desde el comienzo de la pandemia.

Su mensaje recibió multitud de aplausos y reconocimientos en las redes sociales, pero no solo recibió parabienes. Errejón ha compartido en su Twitter el mensaje de un maestro de Primaria de escuela pública en Madrid. Es uno de los tantos que le han llegado, explica: “Llevo días recibiendo cientos de mensajes así... Son durísimos y tenemos que hacer algo al respecto”.

“Solo te escribo para agradecerte personalmente lo que estás exponiendo sobre la salud mental tras estos duros meses. Muchos docentes, sé que no somos los únicos, aguantamos cada día gracias a las pastillas para dormir, presionados por las condiciones de trabajo en Madrid, intentando olvidar en el aula nuestra ansiedad en casa, ninguneados y desprestigiados por la Comunidad en manos de ese esperpento [sic] de Ayuso, luchando con la incompresión de las familias, intentando sacar a flote a nuestros peques sobrepasados por el miedo, la angustia y el desequilibrio emocional”, plantea de inicio el maestro.

Muchos docentes, sé que no somos los únicos, aguantamos cada día gracias a las pastillas para dormir, presionados por las condiciones de trabajo en MadridTestimonio de un profesor a Errejón

“No podemos más, llevo 31 años a mis espaldas y nunca me había sentido como ahora, durmiendo poco, mal y con medicación y, de verdad, oírte es un momento de esperanza para muchos”, remata el docente, agradeciendo de nuevo la reflexión de Errejón en el Congreso.

NUEVOS TIEMPOS