Los detalles más extravagantes del apartamento de Gigi Hadid

La modelo ha renovado su casa de Manhattan y es un universo lleno de color.

Gigi Hadid lleva un año decorando su apartamento en Manhattan, y el esfuerzo ha valido la pena. La modelo ha compartido en su perfil de Instagram varias fotografías del nuevo aspecto de su hogar y es un torrente de personalidad.

Mas allá de las clásicas formas del lujo, la casa de Hadid es puro color, con toques hippies y étnicos, y multitud de objetos curiosos. En las fotos podemos ver bolas de billar en la cocina, una Jamsa o Mano de Fátima a modo de bandeja en el salón, esquís antiguos, un corazón de cuarzo rosa y muchas y muy coloridas alfombras por todas las estancias.

En la primera imagen, la modelo muestra un sofá en el que cada espacio está fabricado en un tono y tejido diferente, aunque el naranja es el color predominante en la estancia. Se trata de un modelo de Missoni, que la modelo ha combinado con cojines de la firma francesa Jean-Paul Gaultier.

Más extravagante es la cocina. Hadid tiene varios tipos de pasta de colores en los cajones de lo que parece una isla, decorados por Salty Seattle. En el pasillo que lleva hasta el aseo, la modelo ha colocado una pintura de Eamon Harrington.

Precisamente el aseo es una de las estancias más especiales del apartamento, con las paredes forradas con números antiguos de la revista New Yorker.

Hadid también ha dejado entrever su vestidor, en el que se aprecia un tocador con grandes luces digno del backstage de cualquier desfile y una silla en tapicería mostaza, de estilo boho. Al fondo podemos ver un gran armario para los bolsos, entre los que destaca el Birkin de Hermès que la modelo tiene junto al espejo.

Mansiones de famosos