Qué son los 'pop it' y cómo se usan

Las claves del éxito del juguete viral de moda.
Una persona manejando un 'pop it' en un vídeo de YouTube.
Una persona manejando un 'pop it' en un vídeo de YouTube.

¿Recuerdas los fidget spinners, esos artilugios que daban vueltas y vueltas sin parar en las manos de los niños —y no tan niños— que tan de moda estuvieron allá por 2017? No han vuelto pero sí tienen su versión 2021: los pop it.

Coloridos y blanditos no son más que juguetes sensoriales y antiestrés de silicona que causan sensación en recreos y columpios. Parecen cubiteras y suelen costar menos de diez euros. Su uso es bien simple y, de hecho, recuerda a ese placer que se experimenta al explotar el embalaje de burbujas de plástico.

Tienen dos caras con un relieve de semiesferas que cambia: al apretarlas con el dedo las bolitas se aplanan y emergen en el otro lado del juguete.

No sólo son gustosos al tacto, sino que el sonido que hacen al utilizarse puede resultar ASMR (autonomous sensory meridian response o respuesta sensorial meridiana autónoma, como unas ‘cosquillas cerebrales’) a algunos adultos.

Qué son los fidget toys

Los pop it forman parte de los conocidos como fidget toys o juguetes antiestrés, pensados para manipular, ya sea girando, presionando o estrujando. Nacieron para “autorregular el estrés y la ansiedad en niños con hiperactividad o TDAH, déficit de atención, problemas de concentración, autismo, etc”, como define la juguetería inclusiva Hop Toys en su web, pero su uso se ha extendido a todo el público.

Otros juguetes que entrarían en esta categoría de fidget toys serían ese muelle de colores fluorescentes que tanto gustó en los 90 o tubos flexibles que adoptan diferentes posiciones.

Los pop it, una moda de TikTok

Dicen que si haces pop, ya no hay stop. Basta teclear pop it’ en Amazon para que la popular tienda online arroje más de 4.000 resultados, por poner un ejemplo, aunque pueden encontrarse en multitud de jugueterías y bazares, tanto físicas como online.

La popularidad de estos juguetes se ha disparado en España desde finales de 2020, como muestra este gráfico de búsquedas en Google de su nombre.

Captura de pantalla de Google Trends, en la que se ve el aumento de búsquedas acerca de 'pop it'.
Captura de pantalla de Google Trends, en la que se ve el aumento de búsquedas acerca de 'pop it'.

Aparte de por el boca-oreja, los pop it se han convertido en un fenómeno de TikTok, que ha convertido a estos artilugios en un accesorio viral para adolescentes y jóvenes.

En la red social existen incluso retos con ellos, como éste de elegir un número y lanzar una canica al azar. Si el tiktoker baja las burbujas justas hasta dar con la bolita, empieza a seguir a quien le hizo el reto.

@popits645

Responder a @sofia261221

♬ sonido original - pop it

Cómo jugar y cómo aprender con ellos

En YouTube también se pueden encontrar numerosos juegos al estilo ‘tres en raya’ pero utilizando el pop it como tablero.

Ya hay incluso profesores que los han incorporado a sus aulas como una herramienta de aprendizaje.

La locura es tal que hasta existen tutoriales de cómo fabricar uno casero.

¿Realmente relajan?

Muchas personas encuentran bienestar al manejarlos pero ¿realmente tienen efectos sobre el estrés o son un mero entretenimiento. Según una investigación liderada por Katherine Isbister, de la Universidad de California, a algunas personas manejar nerviosamente un objeto les ayuda a mantenerse concentrados durante tareas o reuniones largas o a encontrar la calma.

“Aunque la investigación aún está en curso, la experiencia práctica de los terapeutas y las reflexiones de adultos y niños sugieren que pueden ser útiles para el apoyo emocional y cognitivo”, apunta en un artículo de The Conversation.

Evolución de los juguetes: así eran, así son