¿Por qué el fracaso escolar se ceba con los chicos y alumnos de renta baja?

¿Por qué el fracaso escolar se ceba con los chicos y alumnos de renta baja?
Estudiantes del CEIP Escritor Alfonso Grosso en Sevilla
Estudiantes del CEIP Escritor Alfonso Grosso en Sevilla
Europa Press News via Getty Images

El menor nivel de satisfacción con la escuela, el sesgo en la evaluación de los profesores y la menor dedicación a los deberes son algunas de las variables que pueden explicar el desproporcionado abandono escolar entre los chicos y alumnos de rentas bajas en España, un país con la segunda tasa más alta de la UE, solo detrás de Rumanía.

Para conocer y encontrar soluciones a este fenómeno, un trabajo de los profesores José Montalbán, de la Universidad de Estocolmo, y de Jenifer Ruiz-Valenzuela, de la Universidad de Barcelona, ambos investigadores del Centro de Políticas Económicas de Esade (EsadeEcPol), plantean un menú de políticas dirigido a los alumnos varones y estudiantes vulnerables.

Según su investigación, divulgada hoy por EsadeEcPol, un mayor apoyo parental y una mayor satisfacción en la escuela podrían reducir hasta un 30% las brechas de género en la repetición, y en menor medida, los resultados de matemáticas y lengua.

En 2021, el 13,3% de los jóvenes españoles de 18-24 años no había completado la educación secundaria de segunda etapa y no seguía ningún tipo de formación, sobre todo varones y miembros de familias de menor renta. Así, mientras que el 16,7% de los chicos abandonó los estudios de manera prematura en 2021, el porcentaje para las chicas fue de un 9,7%.

Para su estudio, los profesores usan dos predictores del abandono escolar: el rendimiento del estudiante en lengua, inglés y matemáticas y la repetición de curso, basándose en los resultados de las pruebas de evaluación diagnóstica desarrolladas en la Comunidad de Madrid en 3º y 6º de primaria, y 4º de la ESO.

Sus conclusiones reflejan que los alumnos de mayor nivel socio-económico rinden mucho mejor para todas las asignaturas y etapas educativas. Por ejemplo, la diferencia entre un niño de nivel socioeconómico bajo y alto en 3º de Primaria en matemáticas y lengua equivalen a casi dos años de escolarización.

Detrás de estos resultados, según los investigadores, pueden estar factores como que los chicos registran un nivel de satisfacción con la escuela significativamente menor, a que invierten menos horas de deberes que las chicas y a un sesgo en la evaluación que realizan los profesores.

Propuestas para reducir el fracaso escolar

Para rebajar estas preocupantes tasas de abandono escolar en los varones y alumnos más desfavorecidos, el estudio propone tutorías individualizadas; un mayor grado de apoyo parental con la colaboración de las escuelas; la disponibilidad de una mejor orientación académica; aumentar la satisfacción con la escuela y una toma de consciencia en los sesgos de evaluación docente.

Según el análisis de EsadEcPol, las diferencias de rendimiento iniciales en primaria a favor de las chicas en lengua e inglés disminuyen en secundaria pero, en todo caso, los chicos repiten curso más que ellas en todas las etapas.

Para los estudiantes de bajo nivel socio-económico, a pesar de la mejora significativa del rendimiento académico de los chicos en todas las asignaturas a lo largo de los cursos, las diferencias de género en la tasa de repetición se mantienen constantes entre primaria y secundaria.