Las zapatillas de Lidl multiplican su precio por 30 en la reventa

Agotadas pocas horas después de salir a la venta en España, ahora están disponibles en Vinted y Wallapop.

Comprar y revender. La historia se repite con las zapatillas de Lidl. La primera colección puesta a la venta en España se ha agotado en cuestión de horas y ahora las zapatillas se puede conseguir, como si de un objeto de coleccionista se tratase, en Vinted y Wallapop. Eso sí, a precios desorbitados.

Por 650 euros se ven una talla 42 en Wallapop y su dueño utiliza el “colección limitada” como reclamo. Lidl abrió la venta en su página web a las 09:00 horas del miércoles 14 de octubre. Había dos modelos: el de hombre (de tallas 41 a 46) y el de mujer (de la 37 a la 40). Ambos, por 19,99 euros. Este vendedor pretende sacarle un beneficio de 630 euros.

Precios de las zapatillas de Lidl en Wallapop.
Precios de las zapatillas de Lidl en Wallapop.

Hay también pares, puestos a la venta este miércoles, de precios algo más asequible: 150 euros (en la talla 37 y 42), 80 (en talla 37) o 195 (en la 41).

En total se han publicado 10 entradas en las horas siguientes a la salida al mercado, y de alguna manera todos los vendedores dejan claro que sabían del negocio que triunfó este verano en Europa. Las zapatillas se vendían en julio en eBay por 500 euros.

“Varios números, consultar”, escribe otra usuaria de Wallapop, dispuesta a satisfacer a todos los tamaños de pie. “Disponibles en tallas 42-43-44”, añade otra. “Acepto ofertas no absurdas”, dice una vendedora que, sabedora de que puede sacarle un buen pico a las zapatillas, deja al comprador que les ponga precio. Ella las vende por 0 euros.

En Vinted el fenómeno de las zapatillas de colores se vende también con precios que pasan de las tres cifras. 119 euros cuesta la talla 42 que promociona un usuario con el comentario “agotadas en España y Europa”.

Anatomía de las zapatillas de Lidl

La pregunta que cabe hacerse ante este fenómeno es qué tiene de especial una zapatilla Lidl, además de los colores corporativos de la cadena de supermercados alemana (rojo, blanco, amarillo y azul).

La composición exterior es tejido (no se especifica cuál) y cuero P, un tipo de plástico creado para tener el mismo aspecto y tacto que el cuero. El interior es de tela (tampoco se especifica) y la suela, de phylon, que es el material con el que se hacen las suelas de casi todas las zapatillas con amortiguación, y TPR, que es más habitual en zapatos no deportivos como cuñas, zuecos y botas de goma.

El fenómeno que nació como una broma

El boom de las zapatillas Lidl en España y otros países responde a una estrategia que Lidl puso en marcha en otoño de 2019 cuando lanzó una primera edición limitada de 400 pares que sorteó entre sus clientes.

El día 30 de septiembre la cadena retó a sus compradores a hacer una foto con las zapatillas virtuales y subirla a Instagram con hashtag #Lidlsneaker. Para ello tenían que ir a una de sus cadenas, acercarse a la zona de frío, donde había pegatinas en el suelo con la huella de la zapatilla, y hacerse allí la foto con la app de Lidl. El premio no eran sólo las zapatillas, el verdadero reclamo era un vale de 100 años y tres meses (el concurso terminó el 12 de octubre) de barra libre de bebida energética Kong Strong.

No se fabricaron las zapatillas sin pensarlo. Antes, el 1 de abril de 2019, conocido por ser el Día de las Bromas en países como Alemania, Lidl mandó una foto a sus clientes con una supuesta zapatilla. La acogida fue tan buena que dio pie a esa primera colección, que antes Lidl la había hecho llegar a varios influencers como el youtuber Joey’s Jungle, con más de 880.000 seguidores en Instagram. Fue subir la foto y llenarse de me gusta.

Quesos gourmet de Lidl por menos de 2,5 euros