POLÍTICA
08/04/2021 12:20 CEST | Actualizado 08/04/2021 14:32 CEST

Un periodista de 'El HuffPost', agredido en Vallecas por un miembro de seguridad de Rocío Monasterio

El responsable de Prensa del partido: "No me da ninguna pena”

Fernando AlvaradoEFE
La candidata de Vox en las elecciones del 4-M, Rocío Monasterio, en Vallecas.

El periodista de El HuffPost Javier Portillo fue agredido este miércoles, durante el acto de Vox en Vallecas, por uno de los miembros de seguridad de Rocío Monasterio, candidata del partido de ultraderecha a las elecciones del 4 de mayo en Madrid.

Los hechos se produjeron al finalizar el acto, cuando el redactor de este medio se aproximó al presidente de Vox, Santiago Abascal, y a Rocío Monasterio para preguntarles “qué les parecía el ambiente” del acto en la conocida como Plaza Roja de Vallecas. Fue entonces cuando el miembro de seguridad propinó dos codazos en la mandíbula al periodista, quien se quejó ante la indiferencia de Abascal, de Monasterio y del propio agresor. El golpe no precisó de atención médica.

El HuffPost se puso en contacto de forma inmediata con el departamento de Comunicación de la formación para quejarse de la agresión recibida. El mensaje, que quedó en el buzón de voz, no fue atendido.

Ya en la mañana de este jueves, y ante la insistencia por parte del periodista, el responsable nacional de prensa del partido, Juan E. Pflüger, ha respondido adjuntando la captura de la portada de El HuffPost sobre los sucesos de Vallecas calificando el titular de “vomitivo”. 

“Después de este vomitivo titular no me da ninguna pena [la agresión]”, ha rematado mientras se desligaba de toda responsabilidad aduciendo que propinarle dos codazos en la boca a un periodista “no es cuestión de mi departamento”.

Pflüger ya acusó el mes pasado a El HuffPost de ser “sicario” por calificar de “acto” un acto celebrado por Vox en Murcia. Según la Real Academia de la Lengua, sicario sólo tiene una definición: “Asesino asalariado”.

Photo gallery Acto de Vox en Vallecas See Gallery

PÍLLALO