VIRALES
05/06/2020 15:09 CEST

Un profesor triunfa por cómo da las clases durante el coronavirus

Paco Pajuelo se ha convertido en un fenómeno viral por sus vídeos en Instagram.

Paco Pajuelo
Paco Pajuelo haciendo de Roberto Apaga el Brasero.

La llegada del coronavirus y con él del estado de alarma cortó en seco cualquier actividad y confinó en sus casas a toda España. Los centros educativos se cerraron y las clases pasaron a ser virtuales. Los profesores se tuvieron que reinventar para captar a través de una pantalla la atención de unos alumnos que no podían salir a la calle.

Todas las redes sociales, pero especialmente las más utilizadas por los adolescentes, Instagram y Tik Tok, se convirtieron desde el minuto uno en un canal de comunicación con el alumnado.

Así lo vio, entre otros muchos profesores, Paco Pajuelo, un docente de Historia del instituto Siglo XXI de Sevilla, situado en el humilde barrio de Sevilla Torreblanca de los Caños y considerado de difícil desempeño por la zona en la que se encuentra.

Este profesor de 33 años, natural de Badajoz, decidió abrirse una cuenta de Instagram para mantener contacto con sus alumnos, que van desde los 12 hasta los 16 años, y que no perdieran la conexión con la enseñanza. En cuanto se decretó el confinamiento, confiesa, los profesores de ese instituto se llevaron las manos a la cabeza “ya que la relación de los jóvenes con lo educativo es muy frágil”.

“Quería establecer un contacto y preguntarles cómo estaban y cómo llevaban la cuarentena, porque sus casas no son las comunes y las circunstancias tampoco las más propicias”, cuenta sobre cómo se gestó su perfil en Instagram, que se llama Sociales_XXI y que acumula ya más de 3.300 seguidores.

Pajuelo un día empezó a usar los cuestionarios multirespuesta que ofrece la red social en sus historias: “Comencé a colgar fotos mías de mis viajes a lugares como Roma o Stonehenge y por la tarde añadía 10 o 15 stories con preguntas relacionadas. Gracias a ellas podía saber quién me visitaba y me respondía”.

Para su sorpresa, descubrió que muchos alumnos empezaron a interactuar, por lo que continuó con estos formularios hasta que un día vio que empezó a bajar la participación y que siguió este descenso poco a poco. 

“En ese momento me planteo la posibilidad de incluir en los cuestionarios vídeos de 15 segundos míos explicándolo. Los hago en Tik Tok, porque es mucho más dinámico al poder hacer un montaje rápido y desempeñar el papel de dos personajes”, relata Pajuelo, que fija en ese momento cuando la cuenta dio el primer salto: “Tiene un éxito bastante alto y alumnos que no venían a clase o que eran tremendamente disruptivos empiezan a participar”.

El profesor extremeño confiesa que cuando veía las estadísticas de participación “alucinaba”. Así, llegó el Día del Libro, el 23 de abril, cuando decidió interpretar al primer personaje: Benito Pérez Galdós (este año es el centenario de su muerte). “Hice como que Galdós aparecía en el instituto y contaba episodios de su vida con un tono relajado. Fue un exitazo brutal”, apunta.

Tras el escritor, cogió ropa que tenía por casa tanto suya como de su pareja, algún abrigo que había heredado y con lo que pudo comprar en pleno confinamiento, se hizo los trajes artesanales que necesitaba para interpretar un personaje semanalmente. 

“Cada personaje lleva un mensaje más allá de los datos biográficos. Velázquez habla de la historia del arte universal. Fue muy viral e incluso el Museo del Prado vio el vídeo. Seguí con Napoleón, que afirma que tras resucitar no confiaba en la guerra. Después me atreví con Cleopatra para hablar de la mujer en la historia y desmontar el tópico de que solo es una reina que tenía la cara bonita y se bañaba en leche”, enumera uno por uno.

“Luego vino Beethoven. Para ese vídeo colaboré con una compañera que es intérprete del lenguaje de signos y se comenta que los límites te los pones tú. También he hecho del Homo Antecessor de Atapuerca, para explicar la evolución de los diferentes homínidos y reflexionar sobre por qué los seres humanos se quejan de que alguien cambie de continente para ganarse la vida”, sentencia Pajuelo, que incluso modificó el nombre de Roberto Brasero, el hombre de El Tiempo de Antena 3, para convertirse en Roberto Apaga el Brasero y explicar los diferentes climas en España.

Sus vídeos le han valido para ganarse el cariño de los alumnos, que aunque no le envíen mensajes directamente, sí que nota que se dirigen a él para realizar cualquier consulta, tanto de otras asignaturas como del centro. El instituto, desde el equipo directivo, también le agradeció su labor, tal y como él mismo cuenta. 

Rompe con el modelo educativo preestablecido

Paco Pajuelo es uno de esos profesores rebeldes que se alejan del modelo educativo tradicional de coger apuntes de un libro. En sus clases trata de innovar y utilizar las nuevas tecnologías, sin olvidarse de lo más básico, para captar la atención de sus alumnos.

Además, también está en contra de la división obligada por asignaturas: “Busco romper esa idea de parcelación del conocimiento, estoy en contra a nivel personal y creo que el conocimiento tienen que mezclarse entre materias y cursos”. 

Esta forma de dar clase, sumado al éxito que está teniendo en redes sociales, ha hecho que haya estado tiempo dándole vueltas a la cabeza para ver cómo continuaba con este proyecto cuando vuelvan las clases presenciales.

“Mi reto es hacer proyectos audiovisuales con ellos en el aula, aprender historia y a cómo trabajar en equipo sobre un tema. Sería la bomba conseguir que ellos creen esta historia. Mi máxime es comunicar más allá de la propia materia y yo ahora estoy teniendo libertad total”, asegura.

Aunque siempre y por encima del todo, recalca una y otra vez, lo principal es “dar dignidad a los jóvenes”.

Photo gallery Famosos que han fallecido por coronavirus See Gallery

NUEVOS TIEMPOS