BLOGS
23/03/2016 07:02 CET | Actualizado 23/03/2016 07:03 CET

¿Por qué todo el mundo habla del 'thriller' 'La última salida'?

portadaA través de una estructura muy cinematográfica, directa y llena de interrogantes y giros de trama para mantener la intriga, La última salida cuenta la historia de Ted, un hombre con una vida exitosa: rico y con una esposa y dos hijas adorables. Sin embargo, al arrancar la novela está a punto de quitarse la vida.

Una de las reglas principales del marketing indica que, si quieres crear interés en tu producto, tienes que generar expectativas sobre él. El mundo literario actual no puede escapar de estas estrategias, por lo cual, ¿qué mejor idea que definir un libro explicando que no se puede contar nada sobre él, que será traducido a más de una veintena de idiomas o que va camino de ser una de las próximas superproducciones de Hollywood? Con estos ingredientes, la receta va directa al horno y de ahí al escaparate. Así pues, ¿qué contar sobre La última salida (Destino)? El libro del argentino Federico Axat, que en menos de un mes ha revolucionado el sector literario español, es ya un fenómeno entre los blogueros, que incluso han tenido la ocasión de charlar en persona con el escritor con motivo de una reciente visita a España.

Con la inevitable comparación de obras como Memento o Shutter island, con las que comparte la atmósfera y el perfil del protagonista -un hombre ante una situación límite que no sabe si puede confiar en su mente y en las personas que le rodean-, La última salida es un thriller psicológico efectivo en su propósito: mantiene al lector pegado a las páginas. A través de una estructura muy cinematográfica, directa y llena de interrogantes y giros de trama para mantener la intriga, el libro cuenta la historia de Ted, un hombre con una vida exitosa: rico y con una esposa y dos hijas adorables. Sin embargo, al arrancar la novela está a punto de quitarse la vida. De repente, el timbre de su casa empieza a sonar una y otra vez, y es entonces cuando Ted repara en una nota escrita con su caligrafía que no recuerda haber escrito: «Abre la puerta. Es tu última salida». Al hacerlo, encuentra a un desconocido que no solo sabe lo que Ted está a punto de hacer, sino que le hace una propuesta difícil de rechazar: un plan para evitar que su familia sufra ante las consecuencias devastadoras de un suicidio.

Hasta aquí se puede hablar de la trama. Avanzar más exigiría entrar en el terreno de los odiados spoilers. La novela cuestiona en todo momento la fiabilidad de la mente, el poder del pasado para transformar la vida y el papel que le damos a las personas que nos rodean. Tanto el protagonista como los demás personajes de la historia no están especialmente bien dibujados -en mi opinión, son todos muy planos-, pero realmente estamos ante una novela de acción y suspense, no un retrato psicológico en el que busquemos profundidad. Si juzgamos la obra como thriller, es realmente efectiva y adictiva, tal y como indican los lectores. No es de extrañar que Hollywood se haya planteado la adaptación a la gran pantalla, ya que es una obra que parece concebida para ello. Una de sus mayores virtudes reside en ser un libro para un público mayoritario, aunque no sea especialmente amante de la novela negra, y en la lograda atmósfera que domina la historia de principio a fin.

NUEVOS TIEMPOS