BLOGS
17/06/2012 10:02 CEST | Actualizado 17/08/2012 11:12 CEST

La agenda de Falsarius

En plan servicio público os dejo un enlace a mi receta de pinchos antirresaca. No sirve para nada (exactamente lo mismo que los demás remedios caseros) pero empiezas el día con algo rico.

LUNES: Voy a la compra andando y veo por la calle un montón de pequeñas tiendas cerradas. La que vendía ricos tomatillos de Conil y patatas de Sanlúcar, la que hacía un pan muy rico, el ultramarinos donde compraba latas de atún de Barbate. Escaparates vacíos y polvorientos, rejas echadas y carteles descoloridos de "se vende" o "se traspasa". Paso ante las oficinas de los bancos y de las cajas, estas sí abiertas, y de repente, al ver ondear las banderas de sus logos victoriosos y rescatados, me siento ciudadano de un país ocupado. Qué mal rollo.

MARTES: Hoy me levanto ya más animado y decido, en plan quitarse agobios de encima, que hay que despreocuparse por el peso. La gente que te quiere no te ve tan gordo, y la gente que te odia nunca va a verte flaco.

MIÉRCOLES: Me llaman de la editorial y me cuentan que lanzan una segunda edición de mi libro Grandes éxitos de la cocina para impostores. Es increíble porque no ha pasado ni un mes desde que apareció en el mercado. Todo un lujo, especialmente con la que está cayendo. Da un poco de pudor y, para qué engañarnos, un cierto gustito. Gracias a todos.

JUEVES: La economía no ha parado de darnos patadas durante toda la semana. Ya oigo hablar de la prima de riesgo hasta a las señoras en el súper. Y con mucha confianza, como si fuera de la familia o una contertulia de las mañanas de Ana Rosa Quintana. Dentro de nada la famosa prima de riesgo nos enseña su casa en las páginas del ¡HOLA! o sale desnuda en la portada del Interviú. Afortunadamente hoy las patadas serán de fútbol. Juega la selección contra Irlanda. Antes del partido cojo unas salchichas frescas que tenía en la nevera, las pincho un poco para que no estallen y las hago en la sartén con unas gotas de aceite. Cuando están doradillas les pongo un chorreón de salsa Perrin´s y dos gotas de Tabasco. Dejo que el líquido las impregne y se evapore, y listo. Sólo queda ponerlas dentro de un pan en el que he restregado tomate fresco. A zampar. Estaban estupendas y además gana La Roja 4-0. Lo intuía pero ya es oficial: son las famosas salchichas de la suerte. No voy a tener más remedio que prepararlas en cada partido. Qué hábiles somos los gordos buscando excusas.

VIERNES: Me preguntan si Internet está revolucionando el mundo gastronómico y creo que la cosa está muy clara. Antes cuando querías saber cómo hacer unas alubias con chorizo llamabas a tu abuela. Ahora lo buscas en Google. Lo malo es que Google no te da la paga cuando vas a verle.

SÁBADO Y DOMINGO: Con tanta incertidumbre económica (del mismo acojone, vamos) no sería extraño que este fin de semana haya gente que se propasara con la bebida (que hábiles somos también los borrachos buscando excusas). En plan servicio público os dejo un enlace a mi receta de pinchos antirresaca. No sirve para nada (exactamente lo mismo que los demás remedios caseros) pero empiezas el día con algo rico.