BLOGS
08/08/2012 10:19 CEST | Actualizado 07/10/2012 11:12 CEST

Los Juegos entre bastidores

Desde Zaragoza hemos venido un equipo técnico de cinco personas y nuestro objetivo principal es velar por el correcto funcionamiento del equipamiento en las disciplinas de Atletismo, Baloncesto y Balonmano.

Estamos aproximadamente a mitad de la competición y es el momento en el que podemos empezar a analizar y sacar conclusiones de cómo van los Juegos detrás de bastidores. Esos Juegos paralelos en los que quienes formamos parte del mundillo olímpico nos esmeramos para que los auténticos protagonistas, los atletas, saquen lo mejor de sí mismos y consigan sus mejores marcas y resultados.

Desde Mondo Ibérica, en Zaragoza, hemos venido un equipo técnico de cinco personas y nuestro objetivo principal es velar por el correcto funcionamiento del equipamiento en las disciplinas de Atletismo, Baloncesto y Balonmano.

La competición de Baloncesto es la más intensa. Comienza el primer día de los Juegos y termina justo antes de la ceremonia de clausura. En total 76 partidos de baloncesto del más alto nivel. En Londres en 17 días se jugarán aproximadamente los partidos de dos años y medio de en la competición nacional de baloncesto -en la que hay 18 equipos que se disputan aproximadamente 17 partidos, incluyendo competiciones europeas-. Dos técnicos velan por el comportamiento de canastas, redes y el pavimento Fast Break System 2. Últimamente tememos más por los espectáculos de los intermedios, dunkers que hacen mats con minitramp, que por el transcurso de los partidos.

Es difícil ver haya problemas con una canasta durante la competición, pero todos los días se comprueba la altura de aro, la horizontalidad del tablero, el posicionamiento de las canasta respecto a las líneas de juego, líneas de juego, adhesivos de pista... que todo esté perfecto para la práctica de este deporte.

De los 42 camiones de mercancía que suministramos desde Zaragoza los pasados meses de abril y mayo una parte importante fue destinada al baloncesto con 26 canastas, que están instaladas en diferentes warm-up y pistas de entrenamiento, así como en las pistas de competición del Basketball Arena y el North Grenwich Arena.

El Atletismo es el otro deporte que más atención nos demanda. Es una competición más corta, pero que a la vez necesita de más movimientos y cambios diarios. Todas las pruebas se disputan durante los últimos 9 días de los juegos, en jornadas habitualmente de mañana y tarde. Nuestra labor en el Olympic Stadium de Strartford consiste en asistir técnicamente al Comité Local Organizador en las instalaciones y desmontajes de los elementos que se utilizarán a diario.

Un ejemplo es la jaula de lanzamientos. Se debe desmontar para facilitar la máxima visión posible a los espectadores, siempre que no haya competición que necesite de la misma. El proceso lleva más de cuatro horas, y algunos días debemos de hacerlo entre la jornada matinal y la de tarde.

El salto de pértiga es otra de las disciplinas que cubrimos. Los saltómetros, totalmente motorizados, se instalan y desinstalan, pero cada vez que se instalan hay que hacer una calibración en la que estamos implicados Mondo, los proveedores de cronometraje oficial y los jueces de la competición.

El resto de trabajos son más livianos, si bien tenemos que comprobar, por ejemplo, las 170 vallas suministradas para la competición, todos los artefactos (jabalinas, discos, pesos y martillos) deben de ser certificados por los jueces de la competición, se deben preparar los indicadores, cintas de sector, bancos para atletas... en cada una de las sesiones. Un equipo de tres personas está dispuesto para cualquier eventualidad y pendiente de que toda la competición discurra con total normalidad.

El tercer deporte que requiere de nuestra presencia es el Balonmano. Las porterías de balonmano son suministradas por Mondo. Una persona está pendiente del uso de las mismas. La suerte es que tanto el equipo español masculino como el femenino participan en el torneo olímpico.

Para el cuidado de todos los pavimentos, por la noche y después de cada jornada, nuestros equipos especializados comprueban que todos están en perfecto estado para la competición del día siguiente. Un total de 12 personas velan por ellos.

En nuestro calendario tenemos marcada una fecha, la noche de este martes 7 de agosto. Es la noche de transición. Las fases finales de Baloncesto y Balonmano se trasladan a diferentes sedes. Durante esta noche debemos instalar una pista de baloncesto en el North Grenwich Arena y su pista de calentamiento, incluyendo 7 canastas, 2 para la pista principal, una de repuesto y 4 en la pista de calentamiento. Al mismo tiempo la competición de Balonmano pasa del Cooper Box Arena al Basketball Arena. Es un complicado proceso logístico pero el objetivo debe cumplirse sin que nadie pueda apreciar ningún cambio aparente. El único, nuevas sedes para las fases finales y con mayor capacidad de público.

Todo el esfuerzo del equipo desplazado desde Zaragoza debe de servir para intentar estar presentes en los próximos Juegos de Río 2016. Este es el primer examen para el futuro. Hacerlo bien aquí en Londres, seguir con nuestro trabajo de I+D+i en el desarrollo de nuevos productos y el perfeccionamiento de los existentes, así como seguir siendo proveedores oficiales de las más importantes federaciones internacionales serán nuestra mejor carta de presentación para intentar que los próximos Juegos sean los undécimos consecutivos para Mondo.

EL HUFFPOST PARA AMBAR