BLOGS
29/10/2013 12:59 CET | Actualizado 29/12/2013 11:12 CET

En Madrid, si emprendes, no pagas impuestos... (va a ser que no)

La Comisión Europea coloca a España entre los países en los que montar una empresa es más caro y se tarda más tiempo. Sólo el papeleo para inscribir la compañía cuesta unos 115 euros y 17 días. No hay que engañarse, montar una empresa o ser autónomo, hoy por hoy, no es barato.

"En Madrid, si emprendes, no pagas impuestos"

El lema que encabeza este artículo ha empapelado marquesinas y postes en Madrid durante semanas. De hecho, si eres madrileño es muy probable que lo haya visto. Se trata de una campaña lanzada por el consistorio para fomentar el emprendimiento. Un mensaje claro y directo, sin duda, pero... ¿es verdad?

Los datos

Para ser directos, no. No al menos en un sentido literal. En Madrid, si emprendes, nadie te va a librar de pagar impuestos. La campaña se refiere exclusivamente a los tributos municipales, como la tasa de la basura o el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica. Concretamente, la campaña va dirigida a ayudar a emprendedores mediante la devolución de algunos de estos tributos que han pagado sus empresas desde el 1 de enero de 2011.

Desde luego la medida supone una ayuda para los emprendedores, en el sentido de que reduce sus cargas fiscales, pero no implica, como sugiere el cartel, que no haya que pagar impuestos. La campaña no afecta ni al IVA ni al IRPF, los dos principales impuestos que soportan los autónomos, además de la cotización a la seguridad social.

Quizás por esto, el emprendedor Jesús Encinar, creador del portal Idealista reaccionó a la campaña publicando una imagen del cártel en cuestión en Twitter y añadiendo: "La desfachatez política es ya un insulto a la inteligencia".

Así que sí, impuestos hay que pagar. ¿Muchos, pocos? La pregunta no es fácil de responder, aunque algunos estudios parecen apuntar que los costes que soportan los emprendedores, autónomos y pymes en España no son pocos.

Un estudio de la Federación Nacional de Asociaciones de Consultoría, Servicios, Oficinas y Despachos (FENAC) señala que las pymes españolas soportan una carga fiscal por encima de la media de los países desarrollados de la OCDE y once puntos más que otras regiones de Europa.

En cuanto a los impuestos que pagan los autónomos, es difícil hablar con precisión porque la legislación varía mucho entre los países europeos y no hay estudios exhaustivos, aunque este informe de Eurostat sobre la recaudación de impuestos en la UE da alguna idea de la realidad de la carga fiscal de los autónomos españoles.

El informe señala que los impuestos que pagan los autónomos españoles por sus ingresos representa el 6,7 por ciento del conjunto de la tributación del Estado, más que en otros países como Alemania (5,4%) o Reino Unido (4,2%), a pesar de que en estos países el número de trabajadores que trabajan por cuenta propia es mayor, y bastante más que el de otros países con un número similar de autónomos, como Francia (3,7%) o Polonia (3,9%).

Eso en cuanto a los impuestos que se pagan, pero los emprendedores se enfrentan a otro tipo de gastos en los que España tampoco puntúa bien. Así, la Comisión Europea coloca al país entre los países en los que montar una empresa es más caro y se tarda más tiempo de lo que sería recomendable. Sólo el papeleo para inscribir la compañía cuesta unos 115 euros y se tarda 17 días.

El gasto es menor que el de la media europea, que se sitúa en los 372 euros, aunque queda por encima de los países en los que se dan más facilidades, como puede ser Francia (84 euros y cuatro días) o Irlanda (50 euros y de dos a cinco días), y de las recomendaciones de Bruselas, que aconseja que el coste sea inferior a 100 euros y se realice en menos de tres días.

El Banco Mundial lo ha puesto de una manera más gráfica en su último informe Doing Business, presentado recientemente: España ocupa el puesto 142 en el ranking de países con dificultades para poner en marcha una empresa, justo por delante de Gaza y por detrás de países como Uzbekistán o Zambia.

Sin hablar de la cuota a la seguridad social, otro gasto que parece obviarse también en la campaña y que supone un coste de unos 255 euros al mes para los autónomos españoles, independientemente de que su empresas les vaya bien o mal. Este gasto varía mucho de un país a otro. El secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos en Aragón (UPTA) Álvaro Bajén realizó un estudio comparativo para el Heraldo.es que se puede ver aquí.

Recientemente ha entrado en vigor una Ley de Emprendedores, impulsada por el Gobierno con la intención de mejorar las condiciones para facilitar el emprendimiento, y ahora habrá que ver cómo funciona, pero, no hay que engañarse, montar una empresa o ser autónomo, hoy por hoy, en España no es barato. Quizás por eso, la campaña del Ayuntamiento de Madrid provocó esa reacción indignada en emprendedores como Encinar.

Nota: El objetivo de este blog es tratar de contrastar con hechos declaraciones exageradas o inexactas. Si escuchas, lees u oyes alguna declaración de este tipo, envíamela por Twitter a @InakiHdez y trataré de contrastarla