BLOGS
25/06/2012 10:39 CEST | Actualizado 24/08/2012 11:12 CEST

Para descubrir cómo se nada en el mar, hay que salir de la pecera

La ley de la atracción se basa en conocer, dar y ser para atraer. Nadar es fácil pero nadar bien, cuesta más esfuerzo. Por ello, el "mar digital" necesita mucho trabajo. Todo es ponerse; sin miedo pero, con respeto.

Cada mes, cada semana, cada día... tengo la suerte de conocer nuevos "peces" que luchan por salir de la pecera. No todos son de la misma pecera. Algunos están en la pecera offline y quieren saltar al "mar digital" llamado mundo online, otros están cansados de la pecera España y quieren saltar al "mar internacional" llamado mundo global y así sucesivamente, en las diferentes peceras.

La semana pasada tuve la suerte de conocer a un grupo de agentes inmobiliarios en el evento previo a "Inmocionate" organizado por UCI (Unión de Créditos Inmobiliarios) en el que participé como ponente para hablar del "mar digital" (vender a través de internet o gracias a internet) con una asistencia de más de 400 agentes inmobiliarios de toda España. Me fascinó las ganas que tienen por descubir nuevos mares, de luchar y salir de la "pecera sin agua" que bancos y Gobierno han creado.

En cada evento que participo me emociona encontrarme cada vez más peces que quieren descubrir y aprender cómo se nada en el "mar digital". Muchos de ellos están en su pecera donde están cómodos, confortables, tranquilos, nadie les molesta... Los tiempos cambian y muchos de ellos se han dado cuenta de que ya no puedes estar tranquilo ni en una pecera. En cualquier momento, alguien te puede cambiar la pecera sin avisar... o poner una más pequeña, sucia, sin costes de mantenimiento siendo el fin de tu existencia.

Todos los días nos llegan noticias del "mar digital", ... que es un mundo global, que puedes conocer a más gente, que es fácil, que puedes hacerte millonario... pero en realidad, pocos saben nadar en él. Es un mar donde los clientes han cambiado, en un lugar donde si persigues a los "peces clientes", estos se escurren.

Y después de muchos intentos y malgastar mucha energía, llegamos a la conclusión de que no hay que perseguir a los clientes, hay que atraerlos como si de una caña y un anzuelo se tratase. Y entonces, ¿cómo se nada en el "mar digital"?¿Dónde está la llave? La llave está en la "ley de la atracción": ¿Queremos vender o queremos que nos compren?

Para trabajar la atracción debemos trabajar 3 conceptos:

- Conocer más a los clientes y adaptarnos a sus necesidades.

- Generar contenidos que los atraigan.

- Desarrollar una marca fuerte para atraer y fidelizar.

Conocer más al cliente es el mejor anzuelo.

Si no sabemos dónde nadan los otros peces y cómo nadan, poco podremos hacer. Creamos, desarrollamos, vendemos productos y servicios que creemos van a triunfar y en cambio, no miramos, escuchamos y observamos qué necesidades tienen los clientes para innovar y desarrollar productos y servicios nuevos adecuados a sus necesidades.

Generar contenidos que los atraigan es lo mismo que cortar una barra de pan en "miguitas".

Todos hemos tirado miguitas en el mar y hemos visto como todos los peces se veían cegados y atraídos por ellas. Y una vez llegaban a ellas, las consumían sin pensar. Cada "miguita" es un contenido personalizado por nicho, formato, tipo de red, tipo de cliente, etc. Y aunque la preparación es lenta y aparatosa, los resultados son buenísimos. Consigues que el mar esté repleto de tus "miguitas" en diferentes tamaños, formatos y ubicaciones. De esta forma, la captura es exponencial y recurrente. Hacemos que el "mar digital" sea nuestro.

Desarrollar una marca es trabajar para ser lo que queremos ser y demostrar que lo somos.

Si creamos una marca fuerte, la atracción es más fácil. Desde pequeños, todos los peces hemos querido parecer más grandes, más guapos, más de todo, ... pero en realidad somos lo que somos. No podemos ser lo que no somos pero sí podemos hacer valer lo que somos ya que como en el mar, se necesitan peces de todos los tamaños y especies. En realidad, lo que nos permitirá nadar con el respeto de los otros peces será nuestra personalidad y autenticidad que la conseguiremos trabajando con valores y profesionalidad. De ahí, lo importante de trabajar nuestra reputación online. Si eres generoso y cuidadoso en el mar, atraerás muchos otros peces que querrán estar y viajar contigo.

En definitiva, la ley de la atracción se basa en conocer, dar y ser para atraer. Nadar es fácil pero nadar bien, cuesta más esfuerzo. Por ello, el "mar digital" necesita mucho trabajo para conseguir nadar bien en él. Todo es ponerse; sin miedo pero, con respeto.

EL HUFFPOST PARA IKEA