Abraham Mateo: "Me gustaría formar una familia y ser padre joven"

Abraham Mateo: "Me gustaría formar una familia y ser padre joven"

El cantante de 'Clavaíto' presenta su séptimo álbum 'Insomnio'.

El 5 de abril, Abraham Mateo lanzó su nuevo disco 'Insomnio'.AURORA PASCUAL

Abraham Mateo es uno de los niños prodigio de nuestra música. Se dio a conocer con sólo siete años en el programa Menuda noche de Canal Sur, presentado por Juan y Medio —igual que Ana Mena, con la que ha hecho una de las colaboraciones de más éxito el pasado año—. Con 14 años firmó un  contrato con Sony Music y rubricó su primer éxito: la canción Señorita se mantuvo durante casi un año como uno de los sencillos más vendidos en España y en varios países de Latinoamérica.

Ahora tiene 25 años, va a volver a la tele como jurado de la nueva edición de Factor X y se encuentra de promoción de su nuevo disco, que incluye sus tres recientes éxitos: Quiero decirte —con Ana Mena—, Clavaíto —con Chanel— y Maniaca. "Son canciones que la gente se sabe, que las ha cantado y las ha bailado muchísimo", reconoce el gaditano. "Quiero que mi música sea esa extensión de mí, que al final yo soy de Cádiz y me gusta el buen rollo, echar cachondeíto y pasármelo bien", explica.

Esos tres temas forman parte de tu séptimo álbum de estudio —sí, tiene siete—, Insomnio. Pero también hay mucha música por estrenar en él. ¿Qué van a escuchar de nuevo tus fans?

Tenemos un poquito de todo. Todo parte del pop y a partir del pop se van abriendo diferentes estilos musicales, por ejemplo, la bachata, la música ochentera, la música electrónica y la canción que cierra el disco es como un poco de tecno. Bueno, en verdad es tecno bastante fuerte. Se llama El Amanecer y es como la más loca de todas, la de tirar ideas al proyecto sin pensar, tal y como me fluía.

Es un disco muy artesanal. Tener el estudio en mi casa me ha permitido el lujo de hacerlo tranquilo, en pijama, y empalmar unos días con otros, de pasarme las noches en vela y tener esa libertad. Al gustarme tanto la producción, he podido grabarme a mí mismo, producir mis canciones y fluir un poco con lo que me pedía el cuerpo.

Es que detrás del Abraham Mateo cantante hay una Abraham Mateo productor porque que ha estado al lado de muchos e importantes artistas...

He tenido la oportunidad de producir a Juan Magán, Lérica, Gente de Zona, Belinda... La verdad es que esta faceta mía me nació como a los 10 u 11 años, cuando mi padre me regaló un ordenador. Con 11 años yo tenía 'demos' que yo mismo me grababa en mi cuarto, que ya tenían su letra, su melodía, su música, su corito... Son demos que presenté a una discográfica, Emi Music, y firmé con ellos. Luego a los 12 (años) firmé con Sony, saqué Señorita y mi vida cambió por completo.

El artista gaditano Abraham Mateo en un momento de la entrevista.AURORA PASCUAL

Pues estaba claro que te ibas a dedicar a esto, que ibas a lucharlo, que ibas a trabajarlo...

Yo creo que las cosas hay que ponerlas en el universo y cuando uno las visualiza y lo tiene tan claro, van a pasar, van a pasar sí o sí.

Y siguen pasando...

Siguen pasando. Es lo bueno, que siempre me han pasado cosas, cosas que yo no me imaginaba que me iban a pasar, como colaboraciones con gente que están en la élite mundial: Jenifer López, Fifty Sense, David Guetta, Pitbull, Becky G... La vida me ha dado el regalo de poder vivir experiencias que, si me lo dicen cuando empecé en la música, no me las creería por nada del mundo. Yo tenía muy claro que quería dedicarme a esto y empezar tan pequeñito me ha dado esa ventaja de tener más experiencia en la música, más sabiduría, más tablas y tenerlo todo más claro. Ahora estoy muy enfocado en mi país porque desde la pandemia estoy un poquito más aquí en España.

¿Piensas volver a marcharte otra ver?

La verdad que gran parte de mi mercado lo tengo allí en Latinoamérica. Hay un fenómeno fan gigantesco en Argentina, en México, en Chile, en Perú, en Colombia... Yo he crecido mucho allí, de aeropuerto en aeropuerto.

¿Pero en España no te has sentido así?

También me he sentido muy arropado con la gente de España. Realmente la energía del público latino es como más eufórica, más pasional... Yo me acuerdo que el primer país que visité fue Perú, con 14 años, y ya a partir de ahí fue una locura. O sea, nada más poner un tuit de ‘voy para allá’, no podía salir del aeropuerto, me tenían que disfrazar de policía y ponerme una gorra... Increíble. Fuerte, fuerte.

Pero bueno, ya te digo, desde la pandemia para acá tenía pensado volver, estar más en mi casa, con mi familia, retomar un poquito el contacto y la verdad que todo ha ido hay superbien. Desde Quiero decirte, la aceptación de las canciones ha sido brutal y estoy súper agradecido.

Clavadito fue una de las canciones más escuchadas el verano pasado. ¿Qué canción de Abraham Mateo será la de este verano? ¿Cuál es tu apuesta, Abraham?

Mira, yo voy a apostar por Bailarina, que es el nuevo single, una colaboración con Danny Ocean, y es la canción que creo que más sabe a verano de todas. Es un pop electrónico que dan ganas de bailarla cuando la escuchas y los dos  tenemos mucha fe en que esa canción conecte con la gente.

El disco sale el 5 de abril, vas a competir directamente con Shakira, que acaba de sacar su disco Las mujeres no lloran, que salió el 22 de marzo. Haríais un buen dúo, ¿eh?

Sería un buen dúo, sería un buen dúo. Tengo la oportunidad de conocerla en persona. Es increíble, una persona maravillosa. Como artista es talentosísima y cuando la conoces en persona te das cuenta de que todavía tiene más valor el lugar donde está, porque es una artista tan grande, pero a la vez tan humilde, que es digna de admirar, la verdad.

¿A ti qué te produce insomnio?

Me crea mucho insomnio mi pasión por la música. Realmente el desvelo me nace desde el amor a la música y desde la rayada de pensar ‘a ver si me voy a dormir y quizás sea esta noche cuando yo componga la canción que de repente me cambie todo’. Entonces estoy en el estudio, que me encanta y es como una adicción, y estoy ahí haciendo cosas, y me ha tocado muchas veces pasar la noche en vela completamente.

Además, me gusta ponerme a componer sobre todo por las noches. Yo creo que es cuando más me inspiro, cuando viene la musa, cuando puedo inspirarme, me siento más tranquilo, no suena el teléfono, nadie llama, nadie escribe... Siento que es un momento guay para componer y ese es un insomnio sano que nace desde la pasión por la música y la superación.

Sólo tienes 25 años y mucha carrera y mucha vida por delante. ¿Que vas a hacer, qué esperas, qué imaginas?

¿Personalmente o profesionalmente?

Las dos cosas...

Personalmente me gustaría formar una familia y ser padre joven. Una de las cosas que tengo en la mente, que me encantaría, y que espero sea pronto, es casarme. Y ya profesionalmente seguir dedicándome a la música, produciendo para otros artistas y produciendo para mí... Pero quiero dedicarle tiempo a producir para otros artistas que yo admiro mucho.

Y hay varios sueños que me gustaría cumplir, como cantar en la Super Bowl, por ejemplo. Y una cosa que me hace mucha ilusión es tener un número uno mundial en Spotify. Eso sería también un regalazo. Y voy a por eso, lo visualizo y a por ello.

¿Y Eurovisión entra dentro de esos planes? En la última edición del Benidorm Fest estuviste muy presente, antes, durante y después. Antes, porque todo el mundo pensaba que ibas a estar. Durante, porque estabas con tu hermano y Lérica. Y después por tu actuación sin Chanel. ¿Te vas a presentar a la próxima edición?

Mira, realmente desde la sinceridad, desde el corazón, el Benidorm Fest era una puerta que para mí estaba abierta el día de mañana para poder representar a España en Eurovisión. Pero el haberlo vivido este año, así como más de cerquita, con mi hermano participando y viendo algunas decisiones que se tomaron, me di cuenta de que yo tengo una visión completamente diferente de lo que la gente quiere llevar a Eurovisión, ¿sabes? Eso me hizo replanteármelo todo y decir ‘mira, prefiero no presentarme nunca y dejarle ese lugar a otra persona’. Es algo descartado totalmente.

¿Totalmente?

Es que es así y uno tiene que tener claras las cosas, porque luego al final siempre te siguen preguntando y preguntando, y yo quiero que la gente sepa que ya tengo claro que esa posibilidad es nula.

¿Habrá gira?

Voy a hacer gira... Ya tenemos cerrados unos cuantos concietos y otros van saliendo poquito a poco. También en Latinoamérica hay un par de ellos... En Rumanía hay conciertos.

¿Un concierto en Rumanía? Cómo es eso...

Infiltrados
Un proyecto de Ikea

En Europa son muy amantes de la música electrónica y desde que saqué Señorita me decían que había un gran porcentaje de gente en Rumanía que consumía mis discos desde que empecé, desde pequeñito. La música es el único lenguaje universal que tenemos los seres humanos para comunicarnos.

MOSTRAR BIOGRAFíA

Mila Fernández es redactora de LIFE en 'El HuffPost' y editora de branded content.