El filtro de belleza extrema de TikTok es más que un juego: "Estás queriendo ser quien no eres"
guerra ucrania
Rusia amenaza a Gibraltar

El filtro de belleza extrema de TikTok es más que un juego: "Estás queriendo ser quien no eres"

Un psicólogo explica el riesgo tras filtros como el que se ha hecho viral en las últimas horas y que alteran el rostro.

Una joven posando en su móvil.Getty Images/iStockphoto

Quienes hayan entrado en TikTok en los últimos días se habrán encontrado con un aluvión de vídeos de usuarios probando sobre su rostro el filtro que está causando sensación. El efecto se llama Bold Glamour y, básicamente, lo que hace es alterar las facciones para que así el rostro parezca más delgado, la piel más perfecta e incluso con un toque de maquillaje.

Con este filtro, no existen las ojeras, la palidez ni las marcas en la tez. Es belleza —mejor dicho, supuesta belleza—, a golpe de click. Quien lo prueba, reacciona con asombro y, muchos de quienes lo han visto, se preguntan si no añade leña al fuego a los problemas de autoestima causados por la falsa perfección en redes sociales

"Los filtros de belleza no son nuevos, pero la precisión de éste es más que asombrosa. Esto es guerra psicológica y pura maldad", ha resumido el usuario de Twitter @memotv, doctorado en Inteligencia Artificial Creativa, al compartir un extenso hilo con ejemplos de lo que hace este filtro. Estos son solo algunos ejemplos:

Este filtro asombra por lo perfeccionado de la tecnología, pero no es algo nuevo. Ya desde hace años estamos familiarizados con el retoque digital, ya fuera con Photoshop o con otras herramientas, desde Facetune a los filtros de Instagram.

"Como un juego o algo así, vale, el problema es que sea más que un juego y que los necesites", reflexiona el psicólogo Miguel Ángel Rizaldos, que acaba de lanzar el libro ¿Ser frágil es malo? Aceptar tu vulnerabilidad te hace más fuerte (Plataforma Editorial).

Como cuenta en conversación telefónica con El HuffPost, el efecto que tienen es que "al final acabas viendo lo que no eres. Estás queriendo ser quien no eres, estás pidiendo peras al olmo". 

"Como un juego o algo así, vale, el problema es que sea más que un juego y que los necesites"
Miguel Ángel Rizaldos, psicólogo

En 2018, investigadores de la Universidad de Boston hallaron que había una correlación directa entre la cantidad de selfies retocados digitalmente y el número de trastornos por dismorfia corporal —obsesión con supuestos defectos del cuerpo– diagnosticados. 

Además, en 2021 documentos internos de Facebook desvelaron que la compañía era consciente de que Instagram era "dañina" para la salud mental y que empeoraba "los problemas mentales sobre la propia imagen en una de cada tres adolescentes”. “Un 32% de las chicas que dicen que cuando se sienten mal con su cuerpo, Instagram les hace sentir peor”, recogía un informe de la red social.

Según Rizaldos, el problema está en ver la belleza "como un valor", cuando no lo es. "Son bellas las personas que se sienten bellas y lo dicen los estudios: hay personas que se sienten bellas sin serlo tanto y tienen más éxito que las que son bellas pero no se sienten tal. Es más importante la actitud que el físico en sí", agrega.

Para este psicólogo, el uso de estos filtros más allá de la diversión pueden hacer que se viva "en una falsedad continua": "Hay que aceptar y eso no te ayuda a aceptar, todo lo contrario". Recuerda los problemas de autoestima que, en la pandemia, causó la retirada de la mascarilla, sobre todo en adolescentes, un momento vital "bastante crítico" en el que "importa mucho la aceptación de los demás y, sobre todo, de tus iguales".

"No es nada sano para la autoestima el depender única y exclusivamente de la valoración de los demás, porque entonces eres muy vulnerable"
Miguel Ángel Rizaldos

"No es nada sano para la autoestima el depender única y exclusivamente de la valoración de los demás, porque entonces eres muy vulnerable. Siempre va a haber alguien que, seas como seas, hagas lo que hagas, no le vas a gustar", apunta Rizaldos. De ahí que los psicólogos, como subraya, den tanta importancia a aprender a tolerar la frustración y "aprender a tolerar que no siempre eres como te gustaría".

"Aceptar no quiere dejar que te guste, es dejar de querer ser quien no eres", añade.

MOSTRAR BIOGRAFíA

Responsable de Life