TENDENCIAS
13/06/2012 13:31 CEST | Actualizado 13/06/2012 13:31 CEST

Letizia, Kate y sus zapatos: por qué las princesas repiten el mismo modelo (FOTOS)

Ser el zapato de una princesa ya no es lo que era. Tanto Letizia Ortiz como Kate Middleton no paran de repetir calzado en sus últimas intervenciones públicas. Ambas coinciden en su obsesión por un modelo muy parecido: salón, de color "nude", de charol y tacón de diez centímetros. No son unos Louboutines, unos Jimmy Choos ni ninguna de las firmas que llevan las celebs en las alfombras rojas. Las dos han apostado por buenas marcas de sus respectivos países de origen no excesivamente caras y al alcance de las mortales.

Los de Letizia son de Magrit, un fabricante de Elda (Alicante) que suele utilizar habitualmente desde hace años y rondan los 200 euros. Incluso pueden comprarse on line de rebajas y en otro tono por solo 120. Se trata, dice Magrit, de un modelo que han editado tanto en esta temporada como en la anterior. Los de Kate Middleton son de L.K. Bennet London, llevan algo de plataforma delantera y cuestan 230 euros (185 libras).

Si hace unos días The Daily Mail se preguntaba si Middleton solo tenía un par de zapatos y hacía un repaso a las últimas intervenciones públicas en las que lo había llevado (incluidos jubileos, misas o bodas), el caso de Letizia no es menos llamativo. Desde que ya no lleva con tanta frecuencia sus habituales "letizios" (peep shoes con plataforma delantera) no deja de ponerse los Magrit nude. Los ha llevado en muchos de sus últimos actos.

[De arriba a abajo y de izquierda a derecha: durante un homenaje a Tapies en mayo; en la cena de gala a la que asisitió en Portugal a primeros de mes; en abril, durante los premios Príncipe de Asturias en Alcalá; en una audiencia real el mismo mes y en ocubre del año pasado, en Oviedo].

Pero ¿por qué dos de las mujeres del mundo que pueden ir mejor vestidas y calzadas repiten tanto un modelo relativamente anodino y que no suele verse en las calles? Probablemente se deba a dos razones. La primera, que ambas están obsesionadas con emitir cierta imagen de austeridad debido a la crisis, por lo que suelen usar muchas marcas low-cost y reciclan ropa y accesorios con frecuencia... aunque esa austeridad esté más enfocada a su aparición en las revistas que a un recorte real en el coste de su guardarropa. Y la segunda, que quizás ellas también sean humanas y tengan su par favorito. Los salones nude poseen ciertas ventajas, como que alargan ópticamente las piernas y van con todos los colores. El charol los hace parecer un poco más formales.

¿Serán capaces las pricesas de poner de moda entre el pueblo? Habrá que vigilar la tendencia. En Magrit, aunque no proporcionan cifras de ventas, reconocen que todo lo que se calza Letizia despierta el interés de clientes y revistas.