NOTICIAS
19/06/2012 17:16 CEST | Actualizado 24/04/2014 17:48 CEST

Un músico graba una canción con videoclip para intentar vender su casa (VÍDEO)

Pequeño pero acogedor, coqueto, con encanto, muy luminoso... Así es el típico anuncio de quien intenta vender o alquilar su casa y de esos, hay muchos. Algo así le pasaba a Abraham Sevilla, que lleva casi un par de años intentado deshacerse de su casa para quitarse de encima la hipoteca. Nadie le llamaba hasta que grabó esta canción, con videoclip, para acompañar el anuncio de venta.

Le pilló la crisis con el piso por pagar y ahora se contenta con poder deshacerse de él. Ni se le pasa por la cabeza poder recuperar parte del dinero. "Nosotros buscamos la subrrogación. Que alguien se quede con la letra. La compramos por 160.000 euros y ya va por 130.000", cuenta al otro lado del teléfono este sevillano, cantante, monologuista y productor. "Hay que echarle arte a la vida", insiste.

Su profesión le ha ayudado a desarrollar una idea que le dio la televisión. En concreto, un capítulo de Los Simpson en el que se describía cantando un centro comercial. Le pidió a otro amigo músico, Quique Parodi, poder utilizar la música de un tema de su disco Gilipollas. "Su letra es más poética, la mía más práctica", dice Sevilla.

"Subimos los escalones, son 14 y eso no es nada", "en el recibidor hay un armario, aprovechando el hueco de escalera" o en el cheslong te echas unas siestas que te cagas" son algunas de las frases de su canción. En el videoclip, aprovecha para enseñar bares cercanos a la casa.

"[El tema] lo grabé en el estudio, lo ensayamos tres veces para pillar bien el plano y ya está", dice Sevilla, contento porque desde que colgó el vídeo en Youtube, hace tres días, le ha salido algún posible comprador que al menos quiere visitar la casa y le han visitado varios programas de televisión. Hasta le ha salido un bolo. "Una inmobiliaria me ha propuesto grabar la canción en alemán para vender unos pisos... Y yo no tengo ni idea de alemán, pero me voy a poner a cantar fonéticamente, como si fuera un loro".