INTERNACIONAL
29/06/2012 11:06 CEST | Actualizado 29/06/2012 11:06 CEST

Divorcio DSK y Anne Sinclair: la prensa francesa da por terminado el matrimonio

Getty Images

El matrimonio formado desde hace más de 20 años entre el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn y la periodista Anne Sinclair ha terminado, según afirma la prensa francesa. La ruptura se produjo hace un mes.

Los rumores de separación comenzaron a ser constantes hace semanas y es la revista Closer la que asegura que fue Sinclair, directora editorial de la versión francesa del digital Le Huffington Post, quien dio el último paso.

Desde que en mayo de 2011 Strauss-Kahn se puso en el punto de mira tras ser acusado de agresión sexual por la empleada de un hotel de Nueva York, el apoyo de la periodista había sido constante y de su fortuna se habían costeado los honorarios de los abogados contratados.

"Anne Sinclair se había dedicado en cuerpo y alma a blindarse ante las acusaciones que no han cesado de llover desde el arresto, (...), pero ha decidido pasar página", concluye la revista, que recuerda que el próximo 21 de noviembre se habría celebrado el 21 aniversario de su matrimonio.

El semanarioLe Journal Du Dimanche (JDD)aseguraba el domingo pasado que los periodistas que hacen guardia frente a la casa de la pareja en la exclusiva Place des Vosges hacía días que no veían salir de ella al conocido como DSK, mientras que ella no había variado su rutina.

Le Point señala en su edición digital que esa ruptura era de esperar, y detalla que después de que Sinclair le pidiera que abandonara la residencia familiar hace un mes, Strauss-Kahn habría encontrado refugio temporal en el apartamento de un amigo en el también exclusivo distrito XVI de París.

A las especulaciones sobre la vida de la pareja se había sumado incluso el semanario Paris Match, que recurrió a una fórmula más ambigua al asegurar que el piso de la pareja, de 250 metros cuadrados y adquirido en 2007 por cuatro millones de euros, era lo suficientemente espacioso como para que cada uno viva en su salón.

Y toda la prensa coincide además en que aunque la carrera de Strauss-Kahn todavía no se ha recuperado, Sinclair ha salido reforzada y ha recuperado con éxito su trabajo como periodista, que ya en la década de 1980 le hizo ser la mejor pagada de la televisión francesa.