ECONOMÍA
21/07/2012 15:21 CEST | Actualizado 21/07/2012 17:11 CEST

García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores: "El BCE tiene que apostar por el euro"

AFP

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha instado al Banco Central Europeo a apostar por el euro para evitar el acoso a la deuda española por parte de unos mercados que contestan "con una bofetada en seco" cada reforma que realiza el Gobierno español.

"Alguien tiene que apostar por el euro y en estos momentos, mientras la arquitectura de Europa no se modifique, quien puede hacer esta apuesta es el BCE", ha declarado García-Margallo tras ser recibido en audiencia por el príncipe de Asturias junto con sus colegas europeos del Grupo de Berlín, que ha celebrado en Palma su cuarta reunión.

RESPUESTA DE DRAGHI

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha respondido, sin embargo, a peticiones como esa en una entrevista al diario francés Le Monde. "Nuestro mandato no es resolver los problemas financieros de los estados, sino asegurar la estabilidad de precios y contribuir a la estabilidad del sistema financiero con total independencia", ha remarcado.

En el patio del palacio de la Almudaina, el ministro ha agradecido el respaldo expreso a la política económica del Gobierno manifestado por el jefe de la diplomacia alemana, Guido Westerwelle, quien ha asegurado que las reformas del Ejecutivo de Mariano Rajoy generarán empleo.

No obstante, ha insistido en la necesidad de que el BCE compre deuda española y alivie así el acoso de los mercados financieros, en los que se especula contra España pese a que los fundamentos de su economía son "extraordinariamente sólidos", ha defendido.

RESCATE

"La carga de la deuda pública, la balanza de pagos estaría equilibrada por primera vez en muchos años", ha sostenido García-Margallo.

Sin embargo, "hay miles de millones en juego de personas que han hecho apuestas a corto plazo, una apuesta contra el euro", y eso genera una tensión en los mercados de deuda que obliga al Gobierno a destinar al pago de intereses unos recursos que tiene que detraer del gasto público, con la contestación social que eso provoca.

García-Margallo ha expresado su convicción de que, aun así, España no necesitará un rescate y ha confiado en que el BCE intervenga en breve.

OPTIMISMO ALEMÁN

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, ha expresado por su parte su respaldo a la política económica del Gobierno de Mariano Rajoy, porque, aunque resulte "muy difícil para mucha gente", es "el mejor camino para crear nuevos empleos y reducir el paro".

"España es un país muy saludable y fuerte", ha insistido el jefe de la diplomacia alemana, que conoce "bastante bien" la realidad española porque tiene una casa en Mallorca y está "absolutamente convencido" de que el país superará la situación actual y volverá a hacer valer la "competitividad" que tienen muchas de sus empresas.

ESPECIAL PUBLICIDAD