NOTICIAS
07/08/2012 11:25 CEST | Actualizado 07/08/2012 11:25 CEST

Una nueva ola de calor traerá temperaturas de 44 grados a la península

Juan Ferreras / EFE

Las temperaturas veraniegas se disparan a partir de este martes con máximas que el viernes alcanzarán los 40 grados en varios puntos de la península, ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La subida de las temperaturas será progresiva: el martes rozarán los 36/38 grados y llegarán hasta los 42/44 el viernes. Lo más característico de esta ola de calor, la segunda en lo que va de estación, es que afectará a todo el territorio nacional y no solo a zonas concretas como el sur o el área de Levante, tal y como ha ocurrido en ocasiones anteriores, ha explicado la portavoz de la Aemet, Ana Casal.

Las zonas más afectadas serán las cuencas de los ríos Tajo, Ebro, Guadiana y Guadalquivir, es decir, los puntos más bajos de la orografía nacional. Las menos afectadas serán Galicia, Asturias y los sistemas montañosos. A modo de ejemplo, Casal ha explicado que en ciudades como Zaragoza se sufrirán temperaturas de 44 grados, 40 en Sevilla y Madrid y 38 en zonas de costa.

El ansiado descenso del termómetro será lento y no llegará hasta el sábado, pero hasta el martes de la semana que viene no se estabilizarán las temperaturas.

MEDIDAS DE PRECAUCIÓN

Protección civil ha pedido a los ciudadanos extremen las medidas de precaución para los colectivos más vulnerables, como las personas mayores, niños y enfermos crónicos. Estas son algunas de sus recomendaciones:

  • Limitar la exposición al sol y permanecer en lugares protegidos del sol el mayor tiempo posible.
  • Seguir una dieta ligera y regular, con bebidas y alimentos ricos en agua y sales minerales como frutas y hortalizas que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor.
  • Beber líquido abundante, preferiblemente agua, aunque no se tenga sed.
  • Vestir con ropa adecuada de colores claros.
  • Evitar los ejercicios físicos prolongados en las horas centrales del día.