TENDENCIAS
26/10/2012 00:33 CEST | Actualizado 26/10/2012 12:52 CEST

Las frases de 'Pesadilla en la cocina': Alberto Chicote y los grasientos secretos de algunos restaurantes (VIDEOS, TUITS)

¿Creías que las frases de Gandía Shore eran para tirarse de los pelos? ¿Se te queda la boca abierta con las de Melendi, Bisbal y compañía en La Voz? ¿Eres un veterano tróspido que disfruta de los jaleos de Quién quiere casarse con mi hijo? Pues la ración de castellano televisivo de los realities de la temporada aún puede ser peor/mejor (al gusto). Pesadilla en la cocina -versión del programa de Gordon Ramsay, el chef más rico del mundo- acaba de aterrizar en España con una nueva estrella televisiva: Alberto Chicote y su piquito de oro para reflotar restaurantes en quiebra.

Pesadilla en la Cocina (La Sexta) se emite los jueves a las 22.30. Para los fans de los realities ha supuesto tener que decantarse por los tróspidos de Quién quiere casarse con mi hijo o probar a fisgar una cocina de un restaurante que, como algunos dicen en Twitter, hacen que te den ganas de fregar o de no volver a salir a comer fuera. Ambos programas han calentado Twitter -el propio Chicote ha contribuído desde su cuenta personal- a la hora de prime time del jueves, convertidos en trending topic (temas más comentados del momento con #trospidtour y #chicote).

Primer combate: #Chicote 1- #Tróspidos 0

Pesadilla en la cocina deja para la Sexta el récord de audiencia de un programa de estreno en esta cadena, con 2.802.000 espectadores (13,7% de cuota de pantalla). Le siguió la película de La 1 (11,1% de share y 1.957.000 para La jauría humana), y el bronce del prime time fue para los tróspidos de Luján Argüelles en Cuatro (10,1% y 1.882.000).

La versión española de La cocina del infierno se estrenó en lo que la Sexta llama un "restaurante rockero". La Tana, en Pinto (Madrid), con un equipo formado por una pareja y una cocinera, ya es famoso por Chicote y por la grasa y la comida en dudoso estado de conservación que se vió en pantalla. El camarero (vestido con una camiseta en la que se podía leer 'Faak you') y la cocinera amagaron con abandonar el programa, hubo momentos de tensión, alguna lagrimilla y un momento romanticón con una petición de matrimonio. Programa con final final feliz y restaurante con carta y decoración renovados a cuenta de Pesadilla en la cocina. Y, entre tanto, una declaración de intenciones de Chicote ("si no es la mejor, no me vale") y frases como las de esta galería:

Si has visto el programa quizás te preguntes cómo los clientes se dejan grabar sabiendo que forman parte de un programa con ese nombre o te extrañen algunas secuencias... Si te ha gustado no te lo plantees. Considéralo la magia del reality, que para eso hay guionistas y editores. Estos son algunos de los tuits de bienvenida a Pesadilla en la cocina:

Photo gallery Pesadilla en la cocina, en Twitter See Gallery

EL HUFFPOST PARA AMBAR