ECONOMÍA
28/11/2012 16:20 CET | Actualizado 28/01/2013 11:12 CET

El FMI prevé un crecimiento del 1% en 2014 en España

EFE

El Fondo Monetario Internacional (FMI) confía en que España salga de la recesión en 2014 con un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 1% y una progresiva aceleración hasta el 1,6% en 2015.

Las cifras del FMI, incluidas en su informe sobre el progreso en la reforma del sector financiero, avalan con algo de cautela las previsiones oficiales del gobierno español, que prevé un crecimiento del 1,2% en 2014 y un 1,9 % en 2015.

El organismo considera que España ha logrado "importantes progresos" en el proceso de reforma de sus sistema financiero, aunque advierte de que los principales desafíos aún están pendientes, especialmente aquellos relacionados con la implementación de los planes de reestructuración bancaria y la entrada efectiva en funcionamiento del 'banco malo'.

IMPORTANTES PROGRESOS

"El principal hallazgo del informe es que se han realizado importantes progresos en la reforma del sector financiero", señala la institución internacional en un documento que recoge las conclusiones de los expertos del FMI que visitaron España a mediados de octubre para supervisar los progresos del país.

En este sentido, los autores del informe advierten de la necesidad de mantener el fuerte esfuerzo demostrado en la fase de implementación de las reformas, cuya importancia es "crítica" y probablemente será "más difícil" que la fase de diseño de las mismas, por lo que piden a las autoridades españolas y europeas la determinación de mantener y, en algunos casos, acelerar el proceso de toma de decisiones.

CELERIDAD EN LAS DECISIONES

Así, el FMI considera "difícil" que la Sociedad de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), conocida popularmente como 'banco malo', se encuentre plenamente operativa en la "ambiciosa" fecha de finales de noviembre, señalando que "habría ayudado al proceso preparatorio que algunas decisiones clave se hubieran adoptado de manera más rápida".

Por otro lado, los expertos del FMI subrayan la importancia del Real Decreto Ley actualmente en proceso de ser ratificado que dotará de mayores poderes a las autoridades a la hora de liquidar entidades no viables, aunque consideran que "podría mejorarse" con la inclusión del principio de preferencia del depositante, así como incrementando los controles respecto a la transparencia y responsabilidades del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) debido a sus "múltiples roles" en el proceso.