INTERNACIONAL
30/11/2012 09:04 CET | Actualizado 29/01/2013 11:12 CET

Strauss-Kahn y la empleada del hotel llegan a un acuerdo para acabar con el caso por violación

AFP

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn y la empleada del Hotel Sofitel de Nueva York que le acusó de abusos sexuales, Nafissatou Diallo, han llegado a un acuerdo preliminar sobre la demanda civil presentada por la presunta víctima, según fuentes del caso.

El diario estadounidense The New York Times, que también cita fuentes del caso, ha apuntado que los abogados de Strauss-Kahn y Diallo comparecerán la próxima semana ante la Corte Suprema de Nueva York para resolver la demanda civil.

El ex director gerente del FMI está dispuesto a entregar el próximo viernes 4,6 millones de euros (seis millones de dólares) a Diallo, según el diario Le Monde.

Strauss-Kahn y Diallo firmarán este acuerdo económico el próximo 7 de diciembre en la oficina del juez Douglas McKeon, según las fuentes del diario francés, que aseguran que el ex director gerente del FMI no cuenta de momento con esta cantidad y contempla pedir un préstamo bancario por valor de tres millones de dólares. Los otros tres restantes se los pediría a su mujer, Anne Sinclair, de la que se separó hace unos meses.

DETENCIÓN EN EL AEROPUERTO

El escándalo sexual se remonta al pasado mes de mayo, cuando Strauss-Kahn fue detenido en el aeropuerto JFK de Nueva York cuando estaba a punto de volar a Francia, después de que Diallo le acusara esa misma noche de forzarla a tener sexo oral en su habitación del Hotel Sofitel.

El proceso judicial se inició con una demanda penal, que meses después las autoridades estadounidenses archivaron al considerar que Diallo carecía de credibilidad, basándose en una conversación telefónica que mantuvo con un amigo en la que hablaba del dinero del político francés.

Tras el fracaso del proceso penal, los abogados de Diallo presentaron una demanda civil en la que exigen al ex director gerente del FMI una indemnización por los daños y perjuicios causados a la empleada durante el supuesto asalto sexual, que han calificado de "brutal".

Strauss-Kahn, a quien este caso le costó su cargo en el FMI y la candidatura socialista a las elecciones presidenciales francesas, ha reconocido que mantuvo relaciones sexuales con Diallo, pero mantiene que fueron consentidas.