TENDENCIAS
30/12/2012 09:20 CET | Actualizado 30/12/2012 17:02 CET

Donar en Navidad: guía para gestionar tu solidaridad

AFP

Aunque suene a topicazo, la Navidad es época de solidaridad. En este momento del año aumentan las donaciones (por subir, suben hasta las de sangre), y son muchas las empresas, fundaciones y ONGs que buscan recaudar fondos para proyectos solidarios. Pero, ¿cuál es el mejor modo de hacer una donación?

La carga social de esta época del año es muy importante. "Vivimos en un estado aconfesional, que no laico, marcado por la religión católica", relata la profesora titular de Psicología Silvia Sánchez Herrero, "y por ello hay un concepto de caridad cristiana, de familia. En esta época es habitual que tendamos a hacer el bien, a dar a los demás".

Las donaciones que se suelen hacer son de dos tipos: o monetarias o de objetos (regalos, juguetes, alimentos), que muchas asociaciones recogen para vender y así recaudar fondos o para distribuir. Muchas asociaciones se centran en tareas muy concretas: recoger regalos para niños en ciertas ciudades, ayudar a una pequeña comunidad de la India, repartir alimentos en zonas urbanas concretas… Por lo que las posibilidades de ayudar para un caso concreto se multiplican.

Es cierto que contribuir a una buena causa es cada vez más fácil, sobre todo para aquellos a los que les cuesta soltar el dinero contante y sonante. Ya no hacen falta ni ingresos bancarios ni giros postales. Pueden comprarse, con el apellido de "solidarias", desde tarjetas postales (uno de los primeros clásicos que sacaron las ONGs) o bolígrafos a pañuelos, muchísimos calendarios (otro de los clásicos regalos, baratos y fáciles de hacer, que te suele traer el amigo invisible), tazas, fundas para el móvil, bolsas de tela y para el pan,cosmética... Incluso aplicaciones para el móvil solidarias.

También hay empresas que colaboran a la vez que sus clientes. Por ejemplo, la pasada Navidad El Corte Inglés decidió incluir en su catálogo juguetes de primeras marcas con descuentos de hasta el 70%, y destinó parte de su beneficio a proyectos de UNICEF relacionados con la infancia. Lograron recaudar, a lo largo de 2012, hasta 60.000 euros, y esta temporada navideña han vuelto a abrir su campaña. Hay otras empresas más pequeñas que también ponen de su parte: el Club Deportivo Mirandés, de Miranda de Ebro (Burgos) ha instalado contenedores en su sede para recoger comida en una gran operación kilo.

DONACIONES Y SUS BENEFICIOS FISCALES

Aunque seamos solidarios por Navidad, en general las donaciones están disminuyendo a causa de la crisis. En el IV informe de la Fundación Adecco "La ONG que yo quiero", presentado el 27 de diciembre, se calcula que el 13% de los españoles que colabora con ONGs tendrá que reducir o incluso dejar de colaborar con causas solidarias, la gran mayoría (un 92%) a causa de la crisis. En 2011, el 17% de quienes colaboraban tuvieron que dejar de hacerlo. Según relatan, el 9% de los españoles colabora económicamente con alguna organización no gubernamental. España colabora con 670 millones de euros anuales.

Las donaciones monetarias, además de ser beneficiosas para aquel al que se le dona, también pueden serlo para el donante. Como explica César Morata, asesor fiscal de la firma Russell Bedford, "depende del tipo de entidad a la que se done, pero las personas físicas [es decir, las no jurídicas como las empresas] pueden deducirse un 25% de lo que han donado". Eso, como explica Morata, se aplica cuando se realizan donaciones a entidades que se acogen a la llamada Ley de Incentivos Fiscales al Mecenazgo, que son la mayor parte de ONGs, fundaciones, empresas declaradas de utilidad pública…

Sin embargo, si queremos beneficiarnos de esas ayudas fiscales, hay que tener cuidado porque todo tiene un límite: "De forma burda, para entendernos, digamos que el Estado financia el 25% de lo que donamos, porque nos lo descontamos después. Pero hasta un tope: podemos deducirnos hasta un límite del 10% de la base liquidable, de lo que ganamos al año".

Si no está muy claro a quién conviene donar, uno de los criterios puede ser el informe de la Fundación Lealtad, cuyos criterios de tranparencia pueden verse en su página web.. Creada en 2001, monitoriza cuáles son las ONGs, fundaciones… que han sido transparentes y han cumplido sus criterios. En una entrevista concedida a El País en octubre, la directora de la Fundación, Patricia de Roda, explica una de las principales dudas de los donantes: qué cantidad del dinero va a parar realmente a los proyectos solidarios. “Calculamos que un 85% y el resto se usa para las campañas de captación de fondos y estructura de las organizaciones. Esto como media, lo que no quiere decir que haya algunas que sean más ineficientes”.