POLÍTICA
09/04/2013 17:01 CEST | Actualizado 09/04/2013 17:09 CEST

El Gobierno vasco quiere una consulta popular sobre el futuro del autogobierno de Euskadi

ADRIÁN RUIZ DE HIERRO / EFE

El lehendakari, Íñigo Urkullu, no quiere ser menos que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y planea una consulta popular para decidir el futuro del autogobierno del País Vasco, previo paso de una ponencia parlamentaria.

Esta consulta se incluye dentro del programa de gobierno que ha presentado el propio Urkullu, dentro del apartado de "Nuevo estatus político para Euskadi".

¿Cómo sería este proceso? El Ejecutivo autonómico quiere que se constituya una ponencia en la Cámara de Vitoria durante esta legislatura, cuyos resultados serían sometidos al "contraste popular" porque "la sociedad vasca en su conjunto debe ser dueña de su propio destino".

PARA LOS CIUDADANOS DE "TODOS LOS TERRITORIOS VASCOS"

El Gobierno vasco "aspira" a que a los ciudadanos "de todos los territorios vascos -ahora divididos en la Comunidad Autónoma Vasca, Navarra y el País Vasco francés- se les reconozca el derecho a decidir libremente sobre el grado y vínculo de relaciones que desean tener entre ellos, incluida la posibilidad de conformar un marco institucional unitario, si ésa es su voluntad mayoritaria".

Para ello, Urkullu pretende potenciar la cooperación transfronteriza en la eurorregión Aquitania (Francia)-Euskadi, propiciará la adhesión de Navarra a dicha eurorregión e iniciará "un diálogo sincero con las instituciones" de esta comunidad.

También quiere colaborar con Navarra para defender el Concierto y el Convenio Económico ante las autoridades españolas y europeas.

"UN NUEVO SISTEMA DE AUTOGOBIERNO"

Desde el punto de vista normativo, el Gobierno de Urkullu entiende que "las circunstancias" que han rodeado el desarrollo del Estatuto de Autonomía de Gernika desde 1979 hacen que sea necesario ya "un nuevo sistema de autogobierno".

Pero es consciente de que ese proyecto necesitará de acuerdos entre partidos y agentes sociales, aunque su legitimidad debe llegar "de la voluntad expresa de la ciudadanía", que será quien lo "refrende".

En este documento se señala que "Euskadi debe ser nación en Europa", como lo son "Estonia o Croacia". Para ello, apuesta por "vincular soberanía política y soberanía económica", entendida esta última no como proteccionismo, sino como "una Euskadi menos dependiente y más abierta al mundo".

En el marco de este proceso, además de la consulta, prevé organizar unas jornadas internacionales y un "proceso participativo para poner en común" las propuestas.

EL HUFFOPOST PARA BADI