Noticias

Mustafa Aberchan, expresidente de Melilla que ayudó a inmigrantes: "Espero que cualquier otro hubiese hecho lo mismo"

El expresidente de Melilla y actual líder de la oposición, Mustafa Aberchan, del partido Coalición por Melilla, regresaba en la noche de este jueves a su casa cuando se encontró en su calle con "una escena difícil de describir". "Eran grupos de entre 30 y 40 inmigrantes atados entre ellos y metidos en la rampa de 45 grados de entrada a mi vivienda. Muchos de ellos estaban ensangrentados y con heridas. La vida de dos de ellos corría peligro", explica Aberchan, cirujano de profesión, a El Huffington Post.

Los inmigrantes acababan de saltar la valla fronteriza de la ciudad y la Policía trataba de conducirlos a dependencias policiales. Sin embargo, y según asegura el propio Aberchan, los agentes aprovecharon el cobijo de la rampa de entrada a su casa y la existencia de "una especie de jaula" que hay allí para arrinconar a los inmigrantes y "tenerlos controlados". "La Policía decía que yo no podía entrar en mi casa porque estaba en un perímetro de seguridad y yo les decía que no quería que en mi propiedad hubiese alguna agresión", señala Aberchan.

Finalmente, el líder de Coalición por Melilla consiguió acceder a su casa y advirtió a los agentes de que en cuanto viera alguna agresión abriría la puerta de su vivienda para que los inmigrantes se cobijasen allí. "Al ver lo que vi -dice sin querer dar más detalles- abrí la puerta del garaje y entraron en mi casa cerca de 30 inmigrantes. Los agentes lanzaron pelotas de gas tóxico al interior de mi casa", relata Aberchan.

Los inmigrantes permanecieron dentro de la vivenda entre una hora y media y dos horas. El político aprovechó para enviar un tuit -que posteriormente fue borrado- en el que explicaba que los había acogido de forma voluntaria y que en ningún caso se había producido un allanamiento de morada. "Desde luego, si alguien violentó mis derechos constitucionales no fueron los inmigrantes", avisa.

Allí, y hablando en francés, los inmigrantes le expusieron sus temores. Querían quedarse a dormir en un salón de la casa y repetían que no querían volver al monte Gurugú ni a Marruecos. "Les dije que yo no tenía ningún problema en que se quedasen a dormir allí, pero que yo aprovecharía la presencia de medios de comunicación para ir al Centro de Estancia Temporal (CETI). Al final, hablé con el jefe superior de la Policía, Ángel Riesco, que mostró una gran disponibilidad, y les trasladamos", explica Aberchan.

"Esos inmigrantes estaban desnudos de cintura para arriba y desarmados. ¿Qué violencia pueden generar?", se pregunta el político, quien ha pedido que no se "criminalice" a los subsaharianos. El pasado domingo seis guardias civiles resultaron heridos y, a consecuencia de ello, cinco subsaharianos ingresaron en prisión en lugar de hacerlo en el CETI. Por eso, entre otras razones, Aberchan ha recibido críticas de la oposición, pero él asegura que no se arrepiente de su comportamiento. "Había imperativos que me obligan a actuar así, y el primero es que soy ciudadano y espero que cualquier otro hubiese hecho lo mismo".

Popular in the Community