ECONOMÍA
02/05/2013 09:01 CEST | Actualizado 02/05/2013 09:01 CEST

Nuevo billete de cinco euros: disponibles desde el 2 de mayo en las entidades bancarias de la UE

El nuevo billete de cinco euros está disponible desde este jueves 2 de mayo en las entidades bancarias de la Unión Europea. Quienes lo miren a trasluz verán que el diseño arquitectural que los caracterizaba ha dado paso a uno más humano, o casi: Europa, la hija de un rey fenicio que fue seducida por el dios Zeus y que inspiró a los griegos para denominar geográficamente al continente estará entre sus manos.

Las ilustraciones no son la única novedad, sin embargo. El Banco Central Europeo (BCE) ha introducido mejoras en materia de seguridad respecto a los de la serie inicial, emitidos desde enero de 2002. Ambas series de billetes convivirán, aunque gradualmente se irán retirando los más antiguos.

Comparten con los antiguos el método Toque, mire, gire para comprobar su autenticidad, con algunas particularidades nuevas: al tacto, el billete tiene textura firme y resistente, se notan unas líneas cortas en relieve en los bordes izquierdo y derecho. Al mirarlo se pueden apreciar el retrato de Europa, una ventana y el símbolo en el hilo de seguridad, que sustituye a la palabra euro.

Al girarlo se aprecia en la banda plateada el mismo retrato de Europa, además de una ventana y el valor del billete.

En la esquina inferior izquierda, el número brillante con el valor del billete produce un reflejo metálico que se desplaza verticalmente y su color cambia del verde esmeralda al azul oscuro.

EUROPA ECCE HOMO

Cuando el BCE presentó el retrato de Europa que incluiría en los billetes las bromas sobre el Cristo de Borja estaban tan recientes, y el perfil de ambas representaciones era tan similar, que internet no pudo resistir la tentación de sugerir que el ecce homo había sido la inspiración del retratista de la alegoría griega.

La imagen de Europa procede, sin embargo, de un jarrón de más de 2.000 años de antigüedad encontrado en el Sur de Italia y conservado en el Museo del Louvre en París. Según el BCE, ha sido elegido por su "clara asociación con el continente europeo y porque añade un toque humano a los billetes".

Los billetes, diseñados por Reinhold Gerstetter, incluyen a los países que se han incorporado a la UE desde 2002, como Malta y Chipre, que aparecen ahora en el mapa de Europa. La palabra euro está escrita en alfabeto cirílico, además de latino y griego, y las siglas del BCE figuran en nueve variantes lingüísticas, en lugar de cinco.