NOTICIAS
17/05/2013 13:32 CEST | Actualizado 17/05/2013 13:38 CEST

172 familias se quedan sin sus embriones por un fallo técnico en el Hospital de La Paz

Tratamientos hormonales mediante inyectables, punciones, análisis de sangre, ecografías... Son algunas de las pruebas a las que se sometieron las 172 familias que han perdido sus embriones por un fallo técnico en el Hospital La Paz de Madrid.

El suceso, que ocurrió el pasado 22 de abril en el laboratorio de Embriología de la Unidad de Reproducción Humana del Hospital Universitario de La Paz, se produjo por el deterioro de uno de los contenedores de nitrógeno líquido donde los embriones se guardaban a una temperatura de casi 200 grados bajo cero, según publica el diario El Mundo.

Según este periódico, la propia Unidad de Reproducción Humana había solicitado unos contenedores más seguros, cuyo coste ronda los 20.000 euros, que "nunca se compraron por falta de recursos". Una acusación que desde la dirección del centro hospitalario han negado. "Es absolutamente falso que la pérdida de embriones esté relacionada con recortes económicos ni con reducción de plantilla", aseguran en un comunicado.

"Es cierto que el 22 de abril se descubre que uno de los contenedores donde se almacenan los embriones congelados con nitrógeno líquido está vacío", reconocen desde el hospital. Al quedarse los embriones a temperatura ambiente son inviables para su utilización.

Concretamente, se trataba del último contenedor incorporado al laboratorio de Embriología del Servicio de Reproducción Humana del hospital en 2010. El Servicio de Reproducción Humana del hospital se está poniendo en contacto con las familias afectadas para explicarles lo sucedido directamente en consulta y ofrecerles repetir el ciclo de tratamiento a las que así lo deseen.

Hasta el momento se ha citado en consulta a 70 mujeres, siete han dicho que no quieren repetir el ciclo, cinco lo dudan y el resto se someterá a un nuevo ciclo de tratamiento. Asimismo, se ha confirmado que de las 172 mujeres cuyos embriones estaban almacenados en dicho contenedor, 122 consiguieron embarazo.

La Paz explica que el relleno de los contenedores con nitrógeno líquido se comprueba una o dos veces a la semana y que el contenedor afectado se revisó el martes 16 y el miércoles 17 de abril y, entonces, se comprobó el nivel adecuado de nitrógeno.

El servicio de Mantenimiento del hospital está verificando una posible fuga para posteriormente hablar con el proveedor del contenedor y "tomar las medidas oportunas".

EL PERIPLO DE LAS PAREJAS

Cuando una pareja con problemas de fertilidad quiere tener un hijo, se suele intentar la inseminación artificial, por la que el esperma del hombre es introducido en la vagina de una mujer a través de una cánula. Si este método no funciona, se opta por la fertilización in vitro: se extraen ovocitos de la mujer y se fertilizan. De ahí salen unos embriones humanos que son reinsertados en el útero de la mujer en un máximo de tres unidades. Los que sobran son congelados en unos contenedores de nitrógeno líquido por si los pacientes desean tener más hijos en el futuro.

Una vez congelados pueden ser utilizados para uso propio, investigación, donados para adopción o destruídos, según la voluntad de sus propietarios.

ESPACIO ECO