NOTICIAS
31/05/2013 16:14 CEST | Actualizado 31/05/2013 16:14 CEST

Un error de los GPS provoca que varios coches caigan escaleras abajo en una calle de Teruel (VÍDEO)

Los GPS no son siempre 100% fiables. La calle de Hartzenbusch, en el centro de Teruel, es una buena prueba de ello. Esa cuesta, repleta de escaleras, es peatonal, pero ya son al menos cinco los coches que han caído escaleras abajo después de seguir al pie de la letra lo que les indicaba el navegador.

El último conductor traicionado por el GPS dejó su coche 'enganchado' en las escaleras. Y allí no fue capaz de moverlo hacia atrás, por lo que la grúa tuvo que acudir al rescate.

Esta calle de Teruel no es el único ejemplo de fallos en el GPS. En 2010 un error tuvo consecuencias fatales después de que un conductor muriese en la provincia de Badajoz tras caer a un pantano porque el navegador le indicó un camino que iba al agua. Era de noche y la carretera no se distinguía bien.

Más recientemente, en enero, una conductora belga condujo desde su pueblo hasta Zagreb, en Croacia, por un error del GPS. Tenía que hacer un trayecto similar al de Madrid-Toledo y acabó superando los kilómetros de un Madrid-París.