POLÍTICA
03/06/2013 18:49 CEST | Actualizado 03/06/2013 18:49 CEST

Rato y Aza no recuerdan la reunión en Zarzuela con Camps y Barberá

EFE

El exjefe de la Casa Real Alberto Aza y el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato se han desvinculado de la misteriosa reunión, relatada por el exsocio de Iñaki Urdangarin Diego Torres, entre el duque de Palma, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el jefe del Ejecutivo autonómico Francisco Camps en el Palacio de la Zarzuela, junto a otras personalidades.

Aza y Rato han negado ante la Policía Judicial que en 2004 hubiera tenido lugar esta cita a fin de negociar la organización del futuro Valencia Summit, según fuentes de la investigación citadas por Europa Press.

Estas fuentes han precisado que el 23 y 24 de abril agentes policiales de Palma se desplazaron hasta Madrid para tomar declaración a Aza y a Rato, entre otros, en el marco de unas actuaciones cuyo secreto acaba de levantar el juez instructor del caso Nóos, José Castro.

En su interrogatorio, Aza aseguró no recordar ningún encuentro con las autoridades valencianas en el que se abordarsen aspectos en torno al Valencia Summit, una reunión que, sin embargo, Diego Torres sitúa el 29 de enero de 2004, casi nueve meses antes de que fuese firmado el convenio -8 de septiembre- por el que el Instituto Nóos se hizo con la organización del evento deportivo.

Por su parte, Rato, quien ese día habría estado presente en un almuerzo previo en Zarzuela, también fue inquirido al respecto por los agentes, quienes acudieron a su despacho para interrogarle, si bien se llevaron consigo las mismas respuestas obtenidas que en el caso de la declaración de Aza.

El exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) manifestó desconocer que el encuentro con Camps y Barberá hubiera tenido lugar.

LA INVESTIGACIÓN SOBRE CAMPS Y BARBERÁ

El juez Castro remitió el pasado viernes al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) su exposición razonada en torno a los indicios que pesan sobre Camps y Barberá, en relación a su participación en las negociaciones previas a la firma del convenio del Valencia Summit así como de los denominados Juegos Europeos (JJEE).

En su exposición, de 70 páginas, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, apuntaba cómo la contratación del Instituto Nóos de cara a impulsar el Valencia Summit respondía "sólo al deseo" del expresidente de la Generalitat y la primera edil de Valencia de "doblegarse a las exigencias de don Iñaki Urdangarin en atención a su parentesco con la Casa de S.M. El Rey".

Por ello, el magistrado ve indicios racionales de que tanto Camps como Barberá incurrieron en presuntos delitos continuados de malversación, prevaricación, fraude a la Administración y falsedad en documento oficial.