NOTICIAS
19/06/2013 13:15 CEST | Actualizado 19/08/2013 11:12 CEST

Un pacto entre empresarios y sindicatos por el empleo y otras 9 medidas que el FMI pide a España

EFE

Tras reuniones con el Gobierno, las distintas administraciones públicas y actores económicos, el Fondo Monetario Internacional ha llegado a la conclusión de que a España le hace falta una reforma laboral más agresiva para facilitar el despido y, según ellos, al mismo tiempo la creación de empleo.

No es la única medida que propone en sus conclusiones preliminares. Aquí están las demás:

1.- PACTO POR EL EMPLEO ENTRE EMPRESARIOS Y SINDICATOS

Según sus conclusiones, se "debe explorar un mecanismo" que traduzca en "las reformas estructurales en mejoras en el empleo". En ese sentido, los empresarios deberían "comprometerse" a garantizar "incrementos de empleo significativos" como contraprestación a que los sindicatos acepten "una mayor moderación salarial".

2.-REDUCIR LA IMPORTANCIA DE LOS CONVENIOS COLECTIVOS

Según el informe, simplificar las posibilidades para descolgarse de los convenios colectivos y facilitar los cambios en la manera en la que se trabaja (horarios, funciones) deben de ser tenidos en cuenta a la hora de renovarlos.

3.-MENOS CONTRATOS Y MARGEN DE LOS JUECES

El Gobierno debería limitar el número de contratos, potenciar el "nuevo contrato permanente" y "reducir el margen a la interpretación judicial de los despidos objetivos".

4.-MEJORAR LOS SERVICIOS DE EMPLEO

"Para ayudar a los desempleados a encontrar empleo, deben tener mejor formación y servicios inserción", según el documento, que pide mayor implicación y recursos para "ciertos grupos" con más problemas, como los jóvenes o colectivos "de baja cualificación".

5.-DÉFICIT ELÉCTRICO Y LIBERALIZACIONES

El FMI también lee la cartilla al Gobierno en reformas que ya tiene planteadas. "El Gobierno se pone como objetivos un conjunto apropiado de reformas, ahora tiene que cumplir", advierte. Entre ellas están una anunciada ley de unidad de mercado, reducir las trabas burocráticas para las empresas, la indexación de precios públicos, una solución para el déficit de tarifa eléctrica o la liberalización de servicios y ciertas profesiones. Según los técnicos, el Gobierno debería crear una "comisión del crecimiento" que sea "independiente" y aporte soluciones.

6.-UN "RÉGIMEN DE INSOLVENCIA PERSONAL"

Como "en otros países de la eurozona", España debería introducir un "régimen de insolvencia personal" con estrictas condiciones que mantenga la "cultura del pago". Ese sería el "complemento" a otras medidas para aliviar el peso de las hipotecas en las finanzas de los hogares.

7.- AYUDAR A LA BANCA PARA QUE CONCEDA CRÉDITO

Las pérdidas de la banca por el sector inmobiliario deben ser "rápidamente reconocidas" y los activos relacionados deben venderse para evitar que esos recursos no se usen para fines "más productivos", como el crédito. Según el FMI, no se puede esperar que tras una crisis y el estallido de la burbuja inmobiliaria el crédito fluya líbremente, pero un "ritmo más lento" de contracción del crédito "beneficiaría a la economía en su conjunto".

8.- "MUCHA PRUDENCIA" EN EL REPARTO DE DIVIDENDOS

En el capítulo de vigilancia de riesgos financieros, los técnicos de Washington piden que las entidades refuercen su capital y activos y sean "muy prudentes en los dividendos en efectivo". En otras palabras, que no repartan recompensas a sus accionistas mientras la situación no meore.

9.- CONSEJOS INDEPENDIENTES

El documento del FMI propone la creación de varios organismos independientes, algunos ya planteados por el Gobierno, como la autoridad fiscal que controle el gasto público. La institución que dirige Christine Lagarde también considera necesaria la asesoría en cuestión de "ingresos y gastos"

10.- PRESUPUESTOS PLURIANUALES

Aunque Rajoy ha enmendado ya varias veces su presupuesto (por distintas vías) desde que llegó a La Moncloa, el FMI pide una "base presupuestaria a medio plazo" para consolidar objetivos que no acaban con el ejercicio presupuestario tradicional. Así se organiza la Unión Europea y en parte los Estados, que tienen que remitir a Bruselas sus objetivos a medio plazo. Según el FMI, es algo que debería hacerse en España de manera más acentuada.