NOTICIAS
11/07/2013 16:44 CEST | Actualizado 11/07/2013 16:45 CEST

Almunia mantiene que los inversores tendrán que devolver las ayudas a la naval y excluye a astilleros y armadores

EFE

Los inversores tendrán que devolver las ayudas concedidas entre 2005 y 2011 al sector naval, según ha explicado Joaquín Almunia, vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Competencia. No lo tendrán que hacer los armadores ni los astilleros.

Tras una reunión con la delegación española, encabezada por el ministro de Industria, José Manuel Soria, Almunia ha señalado que, cuando en 2006 Bruselas señaló que el sistema francés de ayudas, similar al español, era incompatible con el Derecho comunitario, España debía haber "tomado nota" y dejado de conceder estos beneficios fiscales.

Aún así, Almunia ha suavizado su postura, permitiendo que sólo sean los inversores quienes devuelvan las ayudas, sin que afecte esta devolución a armadores y astilleros.

Algo que no contenta al Gobierno español. Soria cree que se debería exigir a España, no que devuelva las ayudas de 2005 a 2011, sino que lo haga desde 2011 hasta la actualidad, porque si no, el daño a la industria y al sector sería, a su juicio, "irreversible e irreparable".

ESPAÑA NO CONVENCE

A Almunia no le han convencido las explicaciones dadas por España, de que no existía una certeza antes de 2011 de que el sistema español del denominado tax lease fuera incompatible con la normativa europea.

Almunia sostiene que se deberán devolver estos incentivos, pese a las alegaciones presentadas por el sector y defendidos hoy por la delegación española de que no existía una certeza antes de 2011 de que el sistema español del llamado tax lease fuera incompatible con las normas europeas.

"Desgraciadamente, los argumentos de seguridad jurídica se pueden utilizar, pero no se pueden estirar ilimitadamente", ha dicho Almunia. "El sistema español siguió funcionando a pesar de que un sistema análogo como el francés fue declarado incompatible", ha proseguido el vicepresidente de la Comisión.

ARMADORES Y ASTILLEROS, EXCLUIDOS

La decisión de excluir de la devolución de las ayudas a armadores y astilleros es, según ha explicado Almunia, porque "no tienen ninguna responsabilidad de la devolución de ayudas". También ha asegurado que será el Ejecutivo español quien deba establecer el monto total de ayudas a devolver, tras estudiar quiénes se beneficiaron de ellas y en qué medida; y que ese dinero irá "a la caja de la Hacienda pública española", no a Bruselas.

Para compensar la devolución, Almunia recuerda a España que cuenta con un sistema de incentivos fiscales para el sector que, según dice, "responde plenamente con todo tipo de certezas y garantías con las normas comunitarias". "Espero que haya inversores y que haya actividad en ese sector", ha añadido.

NUEVOS TIEMPOS