NOTICIAS
03/10/2013 13:16 CEST | Actualizado 03/10/2013 13:16 CEST

Dunkin' Donuts llega a las gasolineras y desea "suerte" a Panrico

DD

Dunkin'Coffe se ha puesto las pilas. El declive de Panrico, en preconcurso de acreedores, y la próxima huelga convocada por los fabricantes de donuts ha llevado a la compañía estadounidense a ampliar su negocio y comercializar sus productos en estaciones de servicio, gasolineras y restauración colectiva. Eso sí, con mucha cortesía: deseando "suerte" a Panrico.

El consejero delegado de la firma, Sergio Rivas, ha anunciado que el aterrizaje de Dunkin'Coffe en las gasolineras es una alternativa a su canal tradicional, las tiendas especializadas, y ha explicado que ya está negociando con petroleras y cadenas hoteleras su entrada en este sector "con productos frescos y elaborados a diario".

Respecto a la situación por la que atraviesa Panrico, Rivas ha expresado en declaraciones a Europa Press su deseo la compañía catalana "solucione su problema cuanto antes" y se garantice su viabilidad, al tiempo que ha señalado que para entender la situación que atraviesa hay que remitirse a la entrada en su accionariado de la firma de capital riesgo Apax en 2005.

"La pregunta sería: ¿realmente Panrico valía 900 millones de euros?", ha lanzado el consejero delegado de Dunkin'Coffe, quien ha descartado cualquier tipo de acuerdo con Panrico, compañía a la que la firma estuvo vinculada hasta 2007, ya que la multinacional llegó a España en 1995 de la mano de la catalana.

"Ya no es el momento, Dunkin'Coffee es una marca que nos coloca mucho mejor donde queremos estar y todo lo que nos podía aportar Panrico en su momento, que era la fabricación y distribución, ya no forma parte de nuestro modelo de negocio", ha explicado.

OBJETIVO: 150 TIENDAS

"Este año está siendo duro, con mucha contracción del consumo, pero nosotros la verdad es que nos sentimos muy afortunados porque estamos creciendo en ventas", ha subrayado Rivas. Su objetivo es alcanzar los 150 establecimientos en los próximos cinco años y para ello la compañía ha externalizado su sistema de producción y distribución y ha apostado por alianzas con 'partners' estratégicos, tras cerrar sus tres centros de fabricación en Madrid, Cataluña y Andalucía.

En la actualidad, la compañía cuenta con 36 establecimientos, de los cuales 27 son propios y nueve en régimen de franquicia, con un total de 197 empleados.

NUEVOS TIEMPOS